Entradas

El presidente ejecutivo de Sando, Luis Sánchez Manzano, ha ofrecido una conferencia dentro del foro “El futuro de las ciudades en el entorno de la sostenibilidad”, organizado por Diario Sur, en el que ha destacado el esfuerzo de la compañía en investigación y su compromiso con la sostenibilidad a través de procedimientos, normativas internas e innovación.

Durante su ponencia, Luis Sánchez Manzano ha explicado el modelo de innovación abierta que desarrolla Sando: “Primamos la colaboración y la transferencia de conocimiento, riesgos y costes con otras empresas, universidades, centros tecnológicos e instituciones públicas”.

Un modelo al que la compañía ha podido optar tras certificar su Sistema de Gestión de I+D+i según la norma UNE 166002: “En los últimos años hemos invertido en Sando más de catorce millones y medio de euros en investigación”, matizaba Sánchez Manzano.

El presidente ejecutivo de Sando ha relatado de qué manera transfieren el conocimiento generado en la compañía a la sociedad, principalmente de dos formas: mediante proyectos de investigación y con soluciones constructivas.

En este contexto ha destacado el papel que algunos proyectos han tenido dentro de la propia estrategia de negocio, como la investigación con drones, en la que han sido pioneros.

Reciclado de residuos

Como empresa especializada en la gestión de servicios de conservación, Sánchez Manzano ha expuesto uno de los últimos proyectos de I+D+i de la compañía, Reconlod: “Actualmente estamos llevando a cabo un proyecto de I+D para reciclar los lodos contaminantes de las depuradoras. Estos lodos los aplicamos en espacios ya degradados y conseguimos restaurarlos, dándoles un valor del que carecían”.

Sando entiende la sostenibilidad como un equilibrio entre el desarrollo social, económico y la protección del medio ambiente. En este sentido, los aspectos sociales y medioambientales deben acompañar al desarrollo económico de la sociedad desde la responsabilidad: “Para ayudar a potenciar nuestra economía, especialmente en estos tiempos, es necesario la inversión pública en infraestructuras”, concluye Sánchez Manzano.

El foro organizado por Diario Sur ha contado también con la participación del arquitecto Antonio Gavilanes y con una mesa de debate formada por la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, moderada por el director del periódico, Manuel Castillo.

El I Foro Internacional de Innovación – VI Jornada de Conservación Viaria, celebrado durante los días 27 y 28 de octubre, se ha centrado en dos aspectos fundamentales para garantizar la viabilidad de la conservación viaria: incrementar la inversión para facilitar la habitabilidad en las ciudades y la innovación.

El I Foro Internacional de Innovación, organizado por la Gerencia Municipal de Urbanismo, Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Málaga en colaboración con las empresas Conacon (Grupo Sando), Eiffage Infraestructuras e Itafec, ha contado durante la inauguración con el apoyo del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. En su comparecencia se ha referido a cómo la aplicación de las nuevas tecnologías al ámbito de las ciudades consigue incrementar la calidad de vida de las personas que la habitan.

En este sentido, Jorge Gámiz, director de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, ha calificado la conservación como un servicio esencial: “los proyectos de innovación desarrollados en el servicio de conservación viaria de Málaga han optimizado la calidad del servicio para los ciudadanos”. Aspecto que ha continuado Raúl López, concejal delegado del área de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, y que ha relacionado con los efectos de la pandemia por la Covid-19: “Sería importante vincular esta situación económica y social con el mundo de la Conservación».

Primera sesión

El foro ha comenzado con la mesa sobre los modelos de transparencia aplicados a la conservación urbana, moderada por el periodista Luis Carlos Ramírez. Durante la conferencia inaugural, David Giles, director de la Asphalt Industry Alliance, ha incidido en el valor añadido que supone una gestión preventiva: “Pedimos invertir ahora en conservación viaria para dejar de gastar dinero en la conservación reactiva”.

A continuación, Juan José Potti, presidente de Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas, ha expuesto los resultados del informe Vuelva 2020: «un 23% de accidentes urbanos se podían achacar el estado urbano de la conservación». Aspecto matizado por Javier Pérez de la Fuente, jefe de departamento de Proyectos y Obras de Infraestructuras de la Gerencia de Urbanismo de Málaga: «Conservar no es mantener, es dar valor añadido”.

Durante la segunda mesa, Foro de universidades, investigaciones aplicadas a las ciudades, moderada por el periodista y escritor José Antonio Sau, Raquel Barco, Vicerrectora de Smart-Campus de la Universidad de Málaga, ha explicado el proyecto para convertir el Campus en un “Urban-Lab” donde tanto investigadores, estudiantes y empresas externas pueden probar prototipos que sean replicables en otras partes de la ciudad.

En este sentido, sobre cómo transferir el conocimiento generado en la investigación, Mayca Rubio, directora del grupo LabIC.UGR de la Universidad de Granada ha explicado uno de sus proyectos para implantar pavimentos inteligentes en infraestructuras urbanas: “los resultados obtenidos han puesto de manifiesto el potencial de los pavimentos codificados”.

Desde de la Universidad de Nottingham en Reino Unido, el profesor Álvaro García ha continuado exponiendo las investigaciones iniciadas desde el Transportation Engineering Centre, especializadas en el diseño computacional de mezclas asfálticas. Mientras que el profesor de Ingeniería de Carreteras en Universidad Alfonso X El Sabio, Ángel Sampedro, ha relacionado el concepto de la innovación con los indicadores de desarrollo de los países.

Por último, en la tercera mesa, Foro de ciudades SMART experiencias reales, se han contrastado las diferentes maneras de plantear el desarrollo de una smartcity mediante el testimonio de ayuntamientos de ciudades nacionales e internacionales.

La primera en participar, Paloma García, delegada de Obras y Equipamientos del ayuntamiento de Madrid, ha enumerado las acciones que llevan a cabo en cada una de las áreas. En contraste, Nicolas Pezas, directeur des Infrastructures del Conseil départemental de la Gironde, ha relatado el modelo que emplean en esta región de Francia.

En la misma línea, Antonio González, concejal de Infraestructuras y Participación Ciudadana del ayuntamiento de Fuenlabrada, y Francisco Ontiveros, director de Obras Públicas del ayuntamiento de Guadalajara (México), han destacado el papel de la intervención: “Hemos implantado el programa de Iluminación con Sentido Peatonal para dar respuesta a las demandas de la comunidad, así como para reforzar la seguridad”, indica Ontiveros.

Segunda sesión

Esta jornada se ha iniciado con una conferencia de Sergio Muñoz, director de obra del contrato de conservación viaria del ayuntamiento de Málaga, que ha expuesto las innovaciones que se realizan en la ciudad. Aspecto que ha completado Pilar Vila, jefa de servicio de Proyectos y Dirección de Obras e Infraestructuras, centrándose en la innovación en los planes de asfalto.

El punto de vista de la aplicación de las nuevas tecnologías por parte de las empresas lo han completado Francisco Martín, jefe de Servicio de Conservación de Sando, con la presentación de una estrategia de “smartización” para Málaga y Elena Hidalgo, directora del Área de I+D+i Eiffage Infraestructuras.

La siguiente mesa redonda, moderada por la periodista Ana Pérez-Bryan ha tenido un marcado carácter social al debatir sobre las innovaciones que deberían adoptar las ciudades para hacer más adaptable la vida del ciudadano tras la Covid-19. En su intervención, Alejandro Pérez de HCP ha opinado sobre el tamaño de los espacios urbanos: “Correctamente dimensionados pueden responder de manera más rápida ante posibles confinamientos o facilitar la trazabilidad de los contactos”.

La última mesa de debate, sobre los fondos de financiación para proyectos innovadores, ha mantenido un carácter muy didáctico, con ejemplos claros de cómo participar en las distintas convocatorias. Jorge del Pozo, técnico de seguimiento de proyectos de I+D del CDTI, ha relatado las líneas de financiación disponibles a nivel nacional, mientras que Carlos García, responsable técnico del Sector de Edificación y Obra Civil de Corporación Tecnológica de Andalucía, ha presentado el modelo en esta región.

El I Foro Internacional de Innovación – VI Jornada de Conservación Viaria, desarrollado en formato online, ha concluido con la presentación de las cifras de seguimiento el evento, con más 173.000 personas como audiencia global en Twitter y con el compromiso del concejal delegado del Área de Ordenación del Territorio de Málaga, Raúl López, para lanzar el próximo año el segundo foro.

 

El grupo Sando ha certificado como innovación tecnológica, a través de la agencia European Quality Assurance, un nuevo sistema para realizar muros de escollera más sostenibles al optimizar el uso de los recursos locales con materiales distintos a los proyectados inicialmente. El proyecto de investigación, denominado NOVTALUD, es un estudio y desarrollo experimental de alternativas para la contención del terreno en entornos geológicos problemáticos debido a la presencia de materiales arcillosos o de agua.

Esta solución constructiva presenta como novedad el diseño y ejecución de un nuevo tipo de muro de escollera, como los que habitualmente se emplean para afianzar el terreno, en obras de abrigo y protección del oleaje en puertos y costas, estabilizado de las márgenes de ríos, o como en este caso, en la construcción de carreteras, mediante la adición de hormigón al esqueleto mineral.

La investigación desarrollada por Sando durante la ejecución de las obras de emergencia de la autovía A-48 y la N-340 en la provincia de Cádiz, permite la construcción de muros de escollera con materiales distintos a los proyectados inicialmente, pero que con este método cumplen con las necesidades técnicas. La solución emplea minerales clasificados como poco competentes procedentes de canteras locales, cuyas características mecánicas se ven reforzadas en presencia del hormigón.

En este caso el hormigón afianza los puntos débiles que se producen en los contactos a través de los cuales se transmiten las tensiones de la escollera, optimizando la estabilización de muros verticales o taludes.

El resultado comporta la construcción de muros de escollera más sostenibles y con menor impacto ambiental al reducir la contaminación asociada al transporte de materiales competentes ubicados a mayores distancias, lo que resulta especialmente beneficioso en zonas de difícil acceso o sin canteras adecuadas en sus proximidades. La solución de Sando presenta como valor añadido la reducción de costes al poder usar otros materiales distintos a los proyectados en un principio, con lo que se convierte en una alternativa más competitiva de cara al sector público y privado.

Para lograr esta innovación Sando ha diseñado un procedimiento que integra desde el estudio técnico preliminar de los condicionantes del problema hasta el diseño y desarrollo de la solución técnica, incluyendo el seguimiento, control de la ejecución y comportamiento de la misma en un entorno real, como en el caso de las obras de emergencia de la autovía A-48 y la N-340 en la provincia de Cádiz.

Sando podrá aplicar los resultados del estudio NOVTALUD en los procesos de la estabilización de taludes en infraestructuras civiles y de edificación, en línea con su compromiso con los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la economía circular.

La propuesta CheckToBuild ha logrado superar el Reto tecnológico que Fundación Sando ha planteado este año en la XXIV Edición del Concurso Spin-Off de la Universidad de Málaga.

La Fundación Sando, en su apuesta por el apoyo a la innovación y emprendimiento, ha convocado este año un Reto dirigido a introducir tecnologías o sistemas basados en la industria 4.0 para los procesos de construcción en obra civil y en la conservación y mantenimiento de infraestructuras (ferroviarias, carreteras, aeropuertos, puertos, hidráulicas, etc.).

Tal y como se indicaba en las bases, se premiaría aquella solución que planteara el mejor modelo de negocio que resuelva la implantación de las tecnologías 4.0, como pueden ser: modelos 3D, realidad aumentada, robótica, IoT, cloud computing, big data, BIM, impresión en 3D, etc.

CheckToBuild, ideada como empresa emergente, ha concursado con una su propuesta para llevar a cabo un servicio automático de inspección en proyectos de construcción e infraestructuras y que se alinea completamente con el Reto de Fundación Sando.

La dotación económica del premio alcanza los 3.000 euros más los recursos sobre incubación, asesoramiento, formación y mentorización que proporciona la Universidad de Málaga.

En cuanto a los galardones que ofrece directamente la propia Universidad de Málaga, el proyecto MUSA, consistente en la creación de un Museo Accesible y propuesto por una estudiante de Máster en Traducción Profesional, ha conseguido el primer premio del Concurso Spin-Off 2020. Esta iniciativa pretende que la cultura esté al alcance de todos gracias a la realización de planes de accesibilidad cultural, fundamentalmente destinados a personas sordo-ciegas.

El objetivo del Concurso Spin-Off consiste en impulsar la actividad emprendedora de los universitarios promoviendo la concepción y consolidación de ideas con potencial de convertirse en empresas basadas en el conocimiento o de tener capacidad de resolver desafíos tecnológicos como en el caso Fundación Sando.

En la anterior edición el premio al Reto tecnológico de Fundación Sando fue para la elaboración de un sistema inteligente de monitorización de parámetros técnicos en distintas estructuras que pudieran indicar con precisión su comportamiento en todo momento con el fin de identificar patologías.

Sando, acorde al proyecto constructivo de Adif Alta Velocidad y junto con Asesores Geotécnicos Externos de reconocida experiencia, ha implantado durante las obras de construcción de las tres nuevas salidas de emergencia del túnel de Alta Velocidad Sants-La Sagrera, en el casco urbano de Barcelona, un sistema innovador de seguimiento de la auscultación. El empleo de este sistema de auscultación permite minimizar las afecciones al citado túnel y a las estructuras y viviendas colindantes, ya que proporciona lecturas en tiempo real.

La agencia European Quality Assurance ha certificado como innovación tecnológica la solución constructiva de Sando, que se ha diseñado para esta infraestructura de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa para Adif AV.

El proyecto, denominado SALIEMELAV, se ha planteado con el objetivo de crear una solución, acorde al proyecto constructivo, que garantice la ejecución de túneles verticales en terrenos con características geológicas complejas, especialmente indicado para entornos urbanos.

En las obras de las salidas de emergencia de Sants-La Sagrera, la presencia de gravas y arenas en las zonas de la excavación obligaba a buscar una alternativa que asegurara su ejecución sin riesgo. Mediante el proyecto SALIEMELAV se ha definido, diseñado e ideado un plan para el seguimiento de la auscultación del terreno, proporcionando lecturas en tiempo real.

Una de las claves en la estabilización del terreno en la ejecución de este proyecto ha residido en el uso de la técnica de jet grounting o mejora del terreno mediante su sustitución por una inyección de cemento. Este tratamiento consiste en ir disgregando un volumen de terreno y mezclarlo con una lechada de cemento, reconstituyéndolo con mejores características mecánicas.

Sando ha ejecutado, entre otras actuaciones, una doble corona de columnas secantes de jet grouting, con objeto de mejorar la excavación de los túneles verticales, que ha servido como una barrera continua, estable y segura, previamente a la perforación mediante tuneladora vertical.

También ha ejecutado un muro de pilotes secantes de mortero de profundidad en corona perimetral hasta la totalidad de la futura excavación del pozo con objeto de mejorar la “excavabilidad” de los túneles verticales.

Este tratamiento previo del terreno y su seguimiento de la auscultación, entre otras actuaciones, ha favorecido dotar de una mayor estabilidad del terreno y de los edificios cercanos, permitiendo dotar de una pronta respuesta. Este método constructivo cuenta con un sistema de auscultación en tiempo real que emite avisos en caso de apreciación de movimientos en cualquiera de las actuaciones.

La solución constructiva llevada a cabo por Sando resulta acorde con su proyecto constructivo para la ejecución de los túneles verticales, cuya profundidad oscila entre los 40 y 49 metros en pleno casco urbano de Barcelona.

El departamento de I+D+i de Sando, además de desarrollar proyectos de investigación, lleva a cabo estudios concretos in situ que permiten resolver problemas de ingeniería en las infraestructuras que ejecuta, como en esta ocasión en las obras de construcción de las tres nuevas salidas de emergencia del túnel Sants-La Sagrera en Barcelona.

La labor de Sando en el ámbito de la investigación le ha permitido patentar innovaciones en prevención de riesgos laborales, ser pionero en el uso de drones en construcción o batir marcas internacionales, como el récord mundial de avance con tuneladora, logrado en diferentes ocasiones.

El grupo de empresas Sando ha finalizado la formación de tres técnicos de prevención como nuevos pilotos de vehículos aéreos no tripulados (drones) dentro de la implantación de los resultados del proyecto de investigación CONPREVAM, centrado en la prevención de riesgos laborales.

El estudio CONPREVAM se basa en el diseño de una herramienta de captura de información de parámetros ambientales para estudiar la concentración de partículas en suspensión y gases potencialmente peligrosos en entornos laborales.

Los tres nuevos pilotos pertenecen al Servicio de Prevención Mancomunado del grupo de empresas Sando y se distribuyen geográficamente en las comunidades de Andalucía, Extremadura y Madrid para alcanzar la mayor parte del país.

Este nuevo proyecto abarca la medición, el tratamiento, la gestión de la información y el almacenamiento de datos de utilidad sobre gases peligrosos, así como otros agentes como el nivel de iluminación o incluso temperaturas y grado de humedad. La investigación compara los datos ofrecidos por sensores estáticos instalados en la propia obra con la información que aportan los sensores embarcados en los drones. Mediante esta tecnología se podrá ofrecer valores ambientales sobre posibles contaminantes en tiempo real.

Este proyecto de I+D+i continúa el estudio de viabilidad SSL-RPAS iniciado por Sando en 2017 y podrá aplicarse en infraestructuras de obra civil y edificación, estaciones depuradoras y plantas de producción de áridos y asfalto, entre otros.

La clara apuesta por la prevención de riesgos laborales en Sando, le permitió en 2019 convertirse en una de las primeras constructoras del país en certificar su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud según la norma ISO 45001:2018, el primer estándar internacional ISO en prevención. Además, ha sido la primera constructora en hacerlo en Andalucía a través de Aenor.

La séptima edición del Concurso de Ideas Innovadoras que cada año año organiza Sando dentro su grupo de empresas se ha fallado con dos proyectos ganadores. El primero de ellos, en la categoría de I+D+i, propone la creación de un método para analizar los movimientos del terreno, con precisión subcentimétrica, mediante el uso de información satelital.

Este proyecto le permitiría a Sando el control y seguimiento de infraestructuras, como movimientos de grandes taludes, laderas, presas o plataformas de obra civil, aportando información fiable, segura y económica. Esta propuesta, desarrollada por el ingeniero del departamento de Topografía, Javier Ramos, ya se ha comenzado a estudiar para valorar su viabilidad a corto plazo.

La idea ganadora en la categoría de Transformación Interna de Sando en esta edición se centra en la implementación de una herramienta para gestionar la reserva de viajes corporativos. El objetivo de esta modalidad consiste en proponer mejoras que optimicen la gestión interna de Sando hacia la eficiencia y sostenibilidad.

La herramienta, diseñada por la responsable de los viajes corporativos de Sando, Cecilia Muñoz, pretende definir un sistema de búsqueda, gestión y validación autónoma de los servicios de movilidad, acorde con las necesidades reales de los profesionales de Sando y aplicando las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El Concurso de Ideas Innovadoras de Sando se organiza cada año en línea con la política interna de cultura innovadora, la estrategia de responsabilidad social corporativa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Gracias a esta iniciativa se logra implicar y motivar al conjunto de profesionales de la compañía en I+D+i y continuar la misión de la empresa hacia la excelencia.

En esta edición han quedado finalistas otras cuatro ideas que reunían los requisitos expuestos en las bases y que la empresa estudiará para evaluar su posible desarrollo mediante proyectos de investigación o innovación. En este sentido, se han presentado propuestas para monitorizar el estado de las conservaciones de infraestructuras mediante una App, perfeccionar el seguimiento de obras y servicios, gestionar la ingente información gráfica de la compañía o automatizar y digitalizar diferentes procesos internos.

La empresa Sando participa en un proyecto de economía circular para convertir naranjas amargas procedentes del viario público en biogás a partir de un proceso de codigestión. Esta iniciativa se está testando en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Copero de la empresa municipal Emasesa, en Sevilla.

Tal y como ha avanzado Emasesa, el objetivo consiste en convertir las depuradoras en biofactorías capaces de producir recursos a partir de residuos. En este proyecto piloto las naranjas pasan por un proceso de valorización por el que por un lado se les extrae el zumo para la generación de energía eléctrica a través de biogás y, por otro, las cáscaras y la parte no aprovechable se composta para su transformación en abono.

El área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, como gestora de la EDAR de Copero en UTE, ha formado parte de este proyecto que aspira a transformar las 1.700 toneladas de naranjas que recoge el viario de Sevilla durante un año en la energía equivalente para abastecer a más de 7.300 hogares.

Autosuficiencia

Desde Emasesa han indicado que buscan lograr la autosuficiencia energética de la estación depuradora de Copero mediante procesos de codigestión. De esta manera se emplean residuos que anteriormente se desechaban, se genera energía renovable y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con las políticas de economía circular.

Esta iniciativa avala la estrategia de Sando, que se convirtió en 2019 en la primera empresa andaluza en obtener el certificado ISO 50001 de Aenor por implantar un Sistema de Gestión de la Energía en la EDAR Copero. Sólo el año pasado con este sistema la EDAR Copero generó 11.595,44 MWh, lo que equivale al consumo anual de 3.325 hogares, como ha comunicado Emasesa.

Los procesos de depuración constituyen la mayor parte del consumo de energía en el ciclo urbano del agua, por lo que el certificado ISO 50001 reconoce la apuesta de Sando por un uso eficiente, sostenible y de mejora continua en su gestión. Gracias a esta certificación y a proyectos como el de codigestión con el empleo de las naranjas se produce un ahorro real y cuantificable del coste energético.

El concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, Raúl López, ha anunciado en la inauguración de la V Jornada de Conservación Viaria Ciudades Sostenibles, patrocinada por Althenia y Los Serranos, que el próximo año la Gerencia Municipal de Urbanismo organizará las primeras Jornadas Nacionales de Conservación Viaria.

Durante su intervención, Raúl López, ha desgranado la visión de la conservación viaria en una smartcity como Málaga: “Nos hace mejores cubrir las necesidades de quienes nos necesitan, los ciudadanos”. A continuación, la delegada de Fomento, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Málaga, Carmen Casero, ha destacado la labor realizada en la ciudad: “Málaga ha sido pionera en España en conservación, al igual que en otros campos”.

El acto de inauguración ha continuado con las intervenciones de Jorge Gámiz, director general de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, y Eduardo Fernández, consejero delegado de Eiffage Infraestructuras, quienes han destacado la evolución del Plan de Conservación Viaria en los últimos años.

La primera de las sesiones se ha centrado en las inversiones realizadas en conservación viaria en la ciudad de Málaga. Durante la misma, Javier Pérez de la Fuente, jefe de departamento de Arquitectura e Infraestructuras de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Málaga, ha incidido en la importancia de las nuevas tecnologías de la comunicación: “Si no tenemos la información adecuada resulta imposible ofrecer una buena conservación, pero con datos somos capaces de programarlas y priorizarlas”.

El detalle de las inversiones realizadas durante el último año en Málaga lo ha indicado Pilar Vila, jefa de Servicios de Proyectos y Dirección de Obras de la Gerencia de Urbanismo de Málaga, mientras que el director del Contrato de Conservación Viaria de Málaga, Sergio Muñoz Caro, ha explicado la información que contienen los mapas de deterioro de la ciudad y su relación con la inversión por zonas.

La sesión sobre experiencia nacional e internacional en conservación viaria ha comenzado con la ponencia del vicepresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, José María García, que en su condición de alcalde de Estepona, ha expuesto cómo la conservación de una ciudad puede afectar a su desarrollo económico y social.

Durante la mesa redonda, el moderador y vicepresidente de la European Asphalt Pavement Association, Juan José Potti, ha realizado un análisis del contexto internacional actual en conservación y ha ahondado en la necesidad de adaptar los planes al futuro. En este sentido, Ángel Sampedro, profesor de Ingeniería de Carreteras de la Universidad Alfonso X, ha avanzado algunos de los resultados de un proyecto de investigación en conservación que están realizando desde su departamento. A continuación, Miguel Caso, director técnico de la Asociación Mundial de la Carretera, ha explicado cómo el procesamiento de la información constituye el futuro en conservación: “Los datos son el petróleo del siglo XXI”. Por último, Lola Ortiz, directora general de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del ayuntamiento de Madrid ha hablado sobre la aplicación para avisos de incidencias en vía pública que han desarrollado Madrid y que pueden utilizar los usuarios directamente.

Innovación en conservación

En la recta final de la V Jornada de Conservación Viaria Ciudades Sostenibles, patrocinada por Althenia y Los Serranos, la innovación y las nuevas tendencias han centrado las dos últimas mesas redondas. En la primera de ellas, moderada por el periodista Luis Carlos Ramírez, se ha realizado un intenso debate sobre cómo optimizar la actividad de conservación. En este contexto, Francisco Martín, jefe del Plan de Conservación Viaria de Málaga, ha indicado cómo el sistema informático Génesis, desarrollado como un proyecto de investigación, ha mejorado radicalmente la eficiencia en la ciudad de Málaga. A colación, Pablo Sáez, director gerente de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras, ha solicitado que se incremente la inversión en investigación en materia debido a la falta de apoyos.

El punto de vista más técnico lo han aportado David Bueno, gerente del Centro Municipal de Informática, y Ramsés Vidal, ingeniero de Caminos del Canales y Puertos de la Gerencia de Urbanismo.

Por último, en la mesa redonda sobre nuevas tendencias en conservación, moderada por la periodista de Diario Sur, Ana Pérez-Bryan, se han presentado diferentes puntos de vista sobre cómo hacer una ciudad más amable. José Luis Borau, desde su experiencia como jefe del departamento de Accesibilidad y Medio Físico de la ONCE, ha expresado cómo una buena conservación resulta fundamental para las personas con discapacidad. Una visión que ha matizado José Cardador, gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, que ha aportado ejemplos de la actividad que se lleva a cabo en Málaga, y que han ampliado Enrique Catalina con su experiencia como director general de Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y la arquitecta de la Gerencia de Urbanismo de Málaga, Cristina Gallardo.

El grupo de empresas Sando ha certificado un nuevo proceso tecnológico para la rehabilitación de edificaciones y construcciones con interés histórico y patrimonial por medio del uso del láser y herramientas BIM (Building Information Modeling). La certificación se ha realizado de acuerdo a la norma UNE 166001: 2006 por la innovación en el uso, aplicación e implantación de este nuevo proceso tras comprobar su eficiencia.

El método que ha desarrollado Sando, denominado Prorehesla, emplea un láser que escanea de manera precisa una infraestructura en tiempo real. Los datos obtenidos se representan mediante una nube de puntos y posteriormente se transforman en un modelo 3D. Toda esta información se procesa a través de la metodología de trabajo colaborativa BIM, lo que le permite a Sando estudiar las condiciones reales de su entorno y le facilita conservar el patrimonio histórico y arqueológico de manera más precisa.

Dentro de la arquitectura actual una de las actuaciones más complejas consiste en la rehabilitación de edificios de interés histórico, debido a las limitaciones generadas por los elementos que se quieren conservar, dimensiones, su localización en el espacio, etc. La información recogida por el láser escáner 3D puede emplearse en las diferentes etapas de diseño y construcción, sirviendo también como testigo del estado original del proyecto antes de su restauración.

Sando ha desarrollado esta tecnología de “Scan to BIM”, como se conoce técnicamente, durante la ejecución de las obras del Metro de Madrid en la Gran Vía y en los trabajos para la rehabilitación del edificio de estilo racionalista de “El Olivillo” en Cádiz, del prestigioso arquitecto Antonio Sánchez Esteve.

A través de Prorehesla, Sando aplica en sus intervenciones un nuevo proceso sistemático de captura y puesta en valor de la información que le permite adaptar el diseño inicial del proyecto arquitectónico a las circunstancias espaciales existentes en la realidad.

Mediante esta metodología Sando puede ejecutar proyectos de rehabilitación en menor tiempo, eliminando un alto porcentaje de error humano en el proceso de diseño y evitando la exposición a riesgos laborales al recopilar toda la información en una única visita a la obra y compartiéndola en tiempo real con todo el equipo de trabajo.

Paralelamente a esta certificación, el grupo de empresas Sando y la consultora Grant Thornton están llevando a cabo el proyecto de investigación Rebecca, que tiene como objetivo crear un sistema inteligente para la aplicación automática de la metodología BIM en construcción.