Entradas

El ayuntamiento de Leganés ha vuelto a confiar el mantenimiento, la conservación y reposición de las zonas verdes del municipio madrileño a Althenia, la empresa especializada en actuaciones medioambientales de Sando.

El nuevo contrato tendrá dos años de vigencia, será prorrogable y dará continuidad a la buena gestión desempeñada por Althenia durante los últimos cuatro años. El presupuesto de adjudicación supera los ocho millones y medio de euros.

Althenia llevará a cabo el mantenimiento de las zonas verdes públicas de Leganés, abarcando una extensión total de 2.310,216 metros cuadrados. El servicio incluye la conservación integral de 705.980 metros cuadrados de parques urbanos, así como el alumbrado público, la red de riego, estaciones de bombeo, fuentes y lagos, mobiliario urbano, cerrajería, jardinería y limpieza.

La plantilla de Althenia para este servicio se situará en torno al centenar de profesionales entre personal de dirección, técnico, administrativo y para oficios manuales. Asimismo, dispondrá de una flota de más de veinticinco vehículos con camiones volquete con grúa o cisterna, furgonetas industriales y de caja basculantes, furgones con plataformas hidráulicas, plataformas de poda en altura, vehículos especiales de recogida de contenedores y eléctricos.

Junto a los vehículos, Althenia contará en Leganés con maquinaria de jardinería especializada, como segadoras de 90 centímetros de corte y autopropulsadas, tractor con aperos, barredora, trituradora, desbrozadoras forestales y de hilo, sopladoras, motosierras, motoazadas, cortasetos y todo el material necesario para llevar a cabo el servicio en condiciones óptimas.

Aplicación de endoterapia

Althenia continuará aplicando en Leganés tratamientos fitosanitarios alternativos para combatir las plagas en parques y jardines como la endoterapia. Este método de resultados contrastados evita las atomizaciones y dispersiones de productos químicos, sin contaminar el medio ambiente, suelo y aguas.

La técnica de la endoterapia focaliza el tratamiento mediante la inyección en el tronco de los árboles de una sustancia nutritiva o fitosanitaria que al penetrar en interior se distribuye por todo el sistema vascular de la planta.

La empresa especializada en actuaciones medioambientales de Sando, Althenia, ha comenzado a prestar el servicio de conservación y mantenimiento integral de los parques cerrados del municipio malagueño de Fuengirola.

La edil de Zonas Verdes del Ayuntamiento de Fuengirola, María Jesús Pascual, ha sido la encargada de presentar el servicio: “En principio se cuenta con once personas, además de los utensilios materiales (motosierras, sopladores, cortacésped…) y cuatro vehículos. Se encargarán del mantenimiento de estos parques, a excepción de las zonas de juegos, de lo que se encarga otra empresa”.

Este nuevo contrato supone la gestión de una superficie de 80.000 metros cuadrados entre zonas ajardinadas, arboles, palmeras e infraestructuras e instalaciones de los distintos recintos. El servicio adjudicado a Althenia engloba un total de 13 parques cerrados distribuidos en el municipio, como son el parque de las Aromáticas, Guau Guau I y II, de España, del Sol, de Mary Carmen Díez, Juan Pablo II, de los Naranjos, de Pulgarcito, San Álvaro, de la Cantera, del Yacimiento Romano y el parque-sendero Las Presas.

Althenia dispondrá de una plantilla experimentada formada por diez jardineros y un encargado que deberán gestionar el mantenimiento sostenible de praderas de césped, árboles, arbustos, terrizos, setos, macizos de flor y arbustivos, zonas pavimentadas, redes de drenaje, mobiliario, fuentes e hidrantes, mecanismos eléctricos de las redes de riego, red de alumbrado y luminarias, equipamiento de ocio, cartelería, jardineras, estructuras ornamentales y demás estructuras de obra civil (muros, escaleras, pasarelas, pérgolas…).

Al igual que en otros servicios de conservación de parques y jardines, Althenia empleará su experiencia y tecnología para llevar a cabo un inventario y la correspondiente cartografía de los espacios verdes incluidos en el contrato.

 

2016-11-19

Sando logra con los drones unos ahorros de costes del 25% y reducir hasta 10 veces el tiempo en trazar una obra civil

Antes de que se popularizaran los drones y multinacionales como Amazon anunciaran que comenzarían a entregar sus paquetes mediante drones, Sando ya estaba usándolos para la obra civil. En concreto, desde el 2010.

La compañía de construcción descubrió la utilidad de los drones y desde el primer año comenzó a emplearlos en la toma de datos para el diseño de carreteras, líneas de AVE, infraestructuras aeroportuarias, portuarias…tanto en España, como en Polonia, Marruecos o Colombia.

En el año 2010 el departamento de I+D+i de Sando inició el proyecto de investigación LAS ROADS en colaboración con la empresa Leica, la Universidad de Jaén y con el apoyo de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).

LAS ROADS consiste en la implantación de sensores cartográficos en plataformas aéreas y terrestres, para la captura de información topo-cartográfica. Con ello ha logrado que la empresa reduzca hasta en un 25% el coste y hasta diez veces el tiempo empleado en trazar una obra civil.

Sando pasó de los drones de ala fija a los multicópteros, que son los que comúnmente se conocen con varias hélices, y a modificar de manera constante los drones para ensayar con nuevos dispositivos que mejoraban su rendimiento.

Un ahorro del 10 %

Al proyecto LAS ROADS han seguido otros como el UAV-Green, que emplea cámaras de imagen térmica y sensores multiespectrales embarcados en drones para la conservación de zonas verdes.

El grupo Sando incorpora nuevas tecnologías a la gestión de las zonas verdes que permitan una conservación más eficiente, segura, exhaustiva y que suponga un ahorro económico. En la actualidad los servicios de parques y jardines en las ciudades suponen un elevado coste que podría reducirse hasta en un 10% con este proyecto.

En el proyecto UAV-Green participan la Universidad de Málaga, la empresa Nadir y está financiado por la   Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA))

Sando logra con los drones unos ahorros de costes del 25% y reducir hasta 10 veces el tiempo en trazar una obra civil

Antes de que se popularizaran los drones y multinacionales como Amazon anunciaran que comenzarían a entregar sus paquetes mediante drones, Sando ya estaba usándolos para la obra civil. En concreto, desde el 2010.

La compañía de construcción descubrió la utilidad de los drones y desde el primer año comenzó a emplearlos en la toma de datos para el diseño de carreteras, líneas de AVE, infraestructuras aeroportuarias, portuarias…tanto en España, como en Polonia, Marruecos o Colombia.

En el año 2010 el departamento de I+D+i de Sando inició el proyecto de investigación LAS ROADS en colaboración con la empresa Leica, la Universidad de Jaén y con el apoyo de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).

LAS ROADS consiste en la implantación de sensores cartográficos en plataformas aéreas y terrestres, para la captura de información topo-cartográfica. Con ello ha logrado que la empresa reduzca hasta en un 25% el coste y hasta diez veces el tiempo empleado en trazar una obra civil.

Sando pasó de los drones de ala fija a los multicópteros, que son los que comúnmente se conocen con varias hélices, y a modificar de manera constante los drones para ensayar con nuevos dispositivos que mejoraban su rendimiento.

Un ahorro del 10 %

Al proyecto LAS ROADS han seguido otros como el UAV-Green, que emplea cámaras de imagen térmica y sensores multiespectrales embarcados en drones para la conservación de zonas verdes.

El grupo Sando incorpora nuevas tecnologías a la gestión de las zonas verdes que permitan una conservación más eficiente, segura, exhaustiva y que suponga un ahorro económico. En la actualidad los servicios de parques y jardines en las ciudades suponen un elevado coste que podría reducirse hasta en un 10% con este proyecto.

En el proyecto UAV-Green participan la Universidad de Málaga, la empresa Nadir y está financiado por la   Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA))