Entradas

Un proyecto de ampliación, modernización y dotación de equipamiento de Cuidados Intensivos (UCI). Sando lo ha llevado a cabo para la Junta de Andalucía y duplica la capacidad de las UCIS del Hospital de la Merced de Osuna. Desde su área especializada en infraestructuras sanitarias, Sando ha implementado un diseño vanguardista. También se han instalado equipos tecnológicos de última generación, lo que la convierte en un referente de innovación en España.

La nueva UCI del Área de Gestión Sanitaria de Osuna duplica su capacidad hasta los 16 boxes. Esta infraestructura cuenta además con recursos para afrontar futuras pandemias. Dispone de sistemas de contención y aislamiento, garantizando la seguridad de todos. Y permite el aumento de la actividad quirúrgica y el crecimiento de la cartera de servicios.

Asimismo, se ha incrementado la superficie destinada a talleres de electro-medicina, almacenes de equipamiento electro-médico y hospitalario. Así como zonas comunes como vestuarios, áreas de descanso y despachos de profesionales.

 

Especialización en infraestructuras hospitalarias

 

Sando cuenta con un área especializada en infraestructuras hospitalarias en continuo crecimiento. Recientemente, ha resultado adjudicatario de la construcción de los nuevos laboratorios del Instituto de la Salud Carlos III en Madrid. Actualmente, está realizando las obras de ampliación del Hospital Quirón en Málaga.

En los últimos meses Sando ha concluido las obras de remodelación del Hospital Puerta del Mar en Cádiz. También ha llevado a cabo la reforma integral de las Unidades de Cuidados Intensivos y el nuevo Bloque Quirúrgico del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, entre otros.

 

Sevilla cuenta con alrededor de 50.000 naranjos, el número más alto de cualquier ciudad europea, y Sando participa en un proyecto de economía circular para convertir las naranjas amargas, procedentes del viario público, en biogás a partir de un proceso de codigestión. La valorización de las naranjas procedentes del viario público supone un ejemplo de economía circular, su gestión conlleva su aprovechamiento para la producción de gas y la generación de energía eléctrica en el proceso más costoso energéticamente en el ciclo urbano del agua (la depuración de aguas residuales).

 

Esta iniciativa, que lleva varios años testándose en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Copero de la empresa municipal Emasesa, en Sevilla, utiliza el jugo extraído de las naranjas para generar electricidad a través del biogás. Durante el proceso, la cáscara se separa del jugo de la fruta y el líquido extraído fermenta, produciendo metano, que se utilizará para generar energía. Los restos orgánicos de las naranjas se destinan a compostaje, cerrando de esta forma el ciclo del carbono y devolviendo éste al suelo.

 

Esta iniciativa tiene como objetivo principal, alcanzar la autosuficiencia energética en las estaciones depuradoras de aguas residuales mediante una apuesta por la economía circular. El área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, como gestora de la EDAR de Copero en UTE, forma parte de este proyecto que aspira a transformar las 1.700 toneladas de naranjas, en torno a 45 kg por árbol, que recoge el viario de Sevilla durante un año en la energía equivalente para abastecer a más de 7.300 hogares.

Certificación ISO 50001

Sando se convirtió en 2019 en la primera empresa andaluza en obtener el certificado ISO 50001 de Aenor por implantar un Sistema de Gestión de la Energía en la EDAR Copero. Los procesos de depuración constituyen la mayor parte del consumo de energía en el ciclo urbano del agua, por lo que el certificado ISO 50001 reconoce la apuesta de Sando por un uso eficiente, sostenible y de mejora continua en su gestión. Gracias a esta certificación, y a proyectos como el de codigestión con el empleo de las naranjas, se produce un ahorro real y cuantificable del coste energético. En la EDAR Copero se ha realizado una prueba piloto con 35 toneladas de naranjas que van a generar aproximadamente 1.500 kWh, lo que supone el consumo de un día de 150 viviendas.

 

 

El Instituto de la Salud Carlos III ha adjudicado a Sando la construcción en Madrid de sus nuevos laboratorios. La obra consiste en la ampliación del laboratorio para el Biobanco del ISCIII y centro de investigación en terapias avanzadas, y se ubica dentro del mismo Campus en Majadahonda. Esta obra, que se integra perfectamente con las instalaciones ya existentes, da continuidad a los edificios Centro Nacional de Microbiología y Edificio 53, dependencias de investigación y laboratorios, que se encuentran en constante funcionamiento en la actualidad. En este edificio se desarrollarán trabajos de Investigación de medicamentos y terapias avanzadas, siendo pioneros en este campo.

 

Sando dispone de una línea específica para la construcción y equipamiento de infraestructuras sanitarias, así como para la gestión de los servicios complementarios a la actividad hospitalaria. En este caso, ha sabido adaptar las necesidades de ejecución y características de la edificación, para alcanzar la excelencia de desarrollo de las obras en los espacios de Salas Blancas y Laboratorios previstos.

 

La configuración de la edificación se completa con los espacios de urbanización, creando el acondicionamiento del solar según las necesidades de accesos desde el vial perimetral, y manteniendo la compatibilidad con los accesos a las edificaciones cercanas.

Calidad

 

La calidad constituye uno de los aspectos más sensibles para Sando, especialmente en este tipo de proyectos, que alcanzan servicios hospitalarios y centros de salud tanto públicos como privados. En estas ejecuciones, además de realizar la actividad profesional para la que ha sido seleccionado, Sando debe garantizar la seguridad de los pacientes y profesionales de los centros sanitarios.

 

Recientemente, Sando ha concluido las obras de remodelación del Hospital Puerta del Mar de Cádiz y en Sevilla, ha llevado a cabo la reforma integral de las Unidades de Cuidados Intensivos y el nuevo Bloque Quirúrgico del Hospital Universitario Virgen del Rocío, entre otros.

Sando, a través de la empresa del grupo especialista en Conservación de Infraestructuras Conacon, ha logrado certificar como solución constructiva innovadora, un nuevo sistema de señalización horizontal para carreteras basado en pintura fotoluminiscente. La compañía ha diseñado este método para su uso en iluminación nocturna y de baja visibilidad.

La  entidad internacional de certificación y verificación de I+D+i, EQA, ha acreditado la innovación que representa esta solución constructiva. El sistema, surgido tras la experiencia de Sando en la conservación y mantenimiento de carreteras, posee múltiples aplicaciones, entre las que destacan la iluminación de tramos de concentración de accidentes, donde podrían reducirse los datos de siniestralidad.

Asimismo, también sería susceptible de aplicación en tramos de parques naturales en los que, debido a la falta de cerramiento perimetral, son frecuentes los accidentes por el cruce de animales en libertad. En el estudio se ha valorado su uso para lograr disuadir a la fauna de atravesar las carreteras. También se ha valorado su utilización para vías convencionales y para la delimitación de diferentes viales como, por ejemplo, un carril bici anexo a una carretera.

 

Proceso de investigación

Para su desarrollo, desde el departamento de I+D+i de Sando se ha estudiado la composición y aplicación de la pintura, buscando la solución más eficiente y apropiada desde el punto de vista del cumplimiento de la normativa y costes. A partir de los resultados obtenidos se ha observado la emisión de luz de diferentes muestras en distintas condiciones hasta garantizar las horas mínimas de luz necesarias para posibilitar la circulación durante los momentos de oscuridad en condiciones de seguridad.

Dentro de la investigación y para delimitar su resistencia al desgaste, las diferentes muestras de pintura fotoluminiscente se aplicaron en el aparcamiento del Centro de Conservación de Carreteras Jaén Norte, contrato dependiente de la Junta de Andalucía, con el fin de analizar el comportamiento y evolución de las mismas durante más de 180 días. Actualmente se está a la espera de autorización para testar el sistema en un tramo en servicio.

El proyecto propone dentro de sus objetivos la identificación por medio de colores de posibles peligros asociados a tramos sensibles, como pasos de peatones, colegios, parques infantiles o carriles bici. Creando así un código para reconocerlos de manera rápida y visual

Esta solución, además de crear un producto que optimiza la seguridad en las carreteras, también supone para Sando una mejora de la capacidad técnica y una ventaja competitiva en la prestación de servicios de conservación y mantenimiento de infraestructuras.

 

 

 

El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la demarcación de Madrid ha celebrado la XIV edición de sus Premios Anuales en la Real Casa de Correos. En esta edición, el premio a la “Mejor Obra Pública de 2021”, ha sido concedido a una obra ejecutada por Sando, el “Proyecto de Ampliación de la Estación de Gran Vía del Ferrocarril Metropolitano de Madrid. Estructuras de Conexión con Cercanías y Accesibilidad”, una obra de profunda renovación que la convierte en el modelo de la estación del futuro del suburbano madrileño.

En representación de Sando y de la Dirección del Proyecto, ha recogido el galardón Jaime Rodríguez Donnelly. Nos enorgullece haber participado en este proyecto que moderniza y hace más sostenible la ciudad de Madrid y a su comunidad.

La configuración de estación con dos terminales, Gran Vía y Sol, es un proyecto de gran complejidad técnica y uno de los más ambiciosos de los últimos años, colaborando de manera conjunta Adif y Metro de Madrid.  Gracias a la nueva conexión con Cercanías Renfe y Metro en Sol, se prevé un incremento de 22.000 viajeros más al día, alcanzando los 66.000 usuarios.

Mejor Obra Pública de Andalucía

Esta es la primera vez que Sando recibe el premio a la   “Mejor Obra Pública de 2021”, otorgado por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la demarcación de Madrid. Este reconocimiento se une al otorgado en 2021 a Sando por la ejecución de la Mejor Obra Pública de Andalucía por la construcción del Metro de Málaga.

Sando sigue de este modo desarrollando obras de gran envergadura y complejidad geotécnica en las principales capitales españolas, tal y como ocurrió en Barcelona con la construcción de las tres nuevas salidas de emergencia del túnel de Alta Velocidad Sants-La Sagrera. Ambas actuaciones son ejemplo del compromiso constante de Sando con la innovación.

Como novedad de esta edición se ha entregado un “Premio Especial a la Sociedad Civil” que reconoce la actuación de ciudadanos anónimos y trabajadores de diferentes servicios ante el temporal de nieve Filomena donde Sando también prestó su ayuda en los difíciles momentos pasados por la comunidad.

La Fundación Sando, junto con Mayoral, Grupo Myramar, el Ayuntamiento de Málaga y la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, han constituido la fundación Instituto Ricardo Valle de Innovación (INNOVA IRV), que nace con el objetivo de transformarse en un centro de investigación aplicada e innovación, orientado a la microelectrónica, las tecnologías digitales y la economía circular.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha subrayado que la puesta en marcha de este proyecto es un paso más en la larga trayectoria de la ciudad, vinculada a la innovación poniendo en valor INNOVA IRV ya que, “la administración debe ser palanca de cambio para la transformación económica y favorecer que las empresas locales, puedan continuar especializándose en sectores que les permitan competir a escala global, atraer talento y generar empleo cualificado”.

El presidente de la Fundación, Ezequiel Navarro, ha resaltado que “la Fundación es un instrumento para la colaboración de las empresas y la puesta en valor del ecosistema de innovación”. “La clave es conectar con el mercado, con innovaciones que creen valor y empleo”, ha subrayado.

La Fundación Sando afronta este proyecto con ilusión porque promueve la transferencia de conocimiento y ayudará a la modernización del tejido productivo andaluz, mejorando su competitividad y proyección internacional.

El departamento de Investigación del Grupo Sando ha diseñado un total de 14 proyectos para el Fondo de Recuperación y Resiliencia, Next Generation EU. Sando buscará la financiación a través del Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia (MRR), dotado con 672.500 millones de euros.

Sando aspira al desarrollo de 14 proyectos de investigación que movilizarían más de 800 millones de euros. Las manifestaciones de interés remitidas se alinean con la estrategia de negocio de la empresa, dentro del objetivo europeo de lograr una transición ecológica y digital que asegure una recuperación sostenible.

La compañía ha preparado los proyectos en consorcio con empresas nacionales e internacionales, universidades y centros de investigación, así como de manera independiente. Los proyectos se encuadran dentro de los ejes temáticos prescritos por la Unión Europea.

Entre las manifestaciones de interés ideadas destacan: Grafeno, una iniciativa fundamentada en el almacenamiento de energía con tecnología de grafeno, y Urban Labs Network, orientada hacia soluciones para la transformación urbana a través de nodos inteligentes. Ambos estudios superan los 430 millones de euros de presupuesto.

Transferencia de conocimiento

La experiencia de Sando en I+D+i en las últimas décadas le permitirá aportar soluciones prácticas y eficientes a los retos tecnológicos planteados. En este sentido, ha presentado el proyecto Wattson, centrado en la carga ultra rápida, móvil e inteligente de vehículos eléctricos, y en el que podrá incorporar los resultados del proyecto Victoria, basado en el diseño de un sistema para la carga rápida de autobuses mediante inducción eléctrica.

Sando, como empresa sostenible especializada en infraestructuras y servicios, pretenden optar al Fondo de Recuperación y Resiliencia Next Generation EU con varios proyectos dirigidos a la conservación y mantenimiento de infraestructuras. Es el caso de Resiliencia de infraestructuras ferroviarias, que promueve la digitalización del mantenimiento de vías ferroviarias y la incorporación de metodologías como BIM, la tecnología big data o la ciberseguridad.

El departamento de I+D+i de Sando ha experimentado un crecimiento significativo en las últimas dos décadas. Esta evolución le ha permitido desarrollar nuevos proyectos, soluciones constructivas y patentes, y aplicarlos a la sociedad en las infraestructuras y servicios que ejecuta.

La empresa Sando ha suscrito un convenio de colaboración con la institución educativa especializada en ingeniería, Zigurat Global Institute of Technology. El acuerdo otorga a Sando un acceso preferente a los programas de formación de Zigurat, sobre todo a los relacionados con la metodología BIM, arquitectura, innovación y transformación digital de las empresas.

Mediante esta nueva relación ambas partes desarrollarán actividades de formación, difusión y promoción del talento. De este modo, las dos entidades podrán beneficiarse del intercambio de conocimiento en áreas en las que son referentes en el sector.

Uso de BIM

Uno de los aspectos principales será el máster internacional en BIM Management en ingeniería civil, infraestructuras y GIS que imparte Zigurat.

La empresa Sando pretende incrementar las sinergias con esta entidad de cara a los proyectos de investigación que lleva a cabo. Actualmente se encuentra finalizando el proyecto Rebecca, en el que aplica la inteligencia artificial en la construcción en el ámbito BIM.

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha adjudicado el nuevo Plan de Conservación Viaria de la Ciudad de Málaga a la empresa Sando en UTE. El contrato tiene una dotación económica superior a los ocho millones de euros.

El área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando volverá a ocuparse de la conservación viaria de la quinta ciudad mayor del país. Sando ha presentado a concurso una oferta muy completa con hasta tres mejoras dentro del pliego de condiciones técnicas.

El nuevo Plan de Conservación Viaria de la Ciudad de Málaga tendrá una duración de dos años, prorrogables por el mismo periodo. El servicio contará con una amplia plantilla entre personal técnico y administrativo, de inspección y reparación del viario.

Objeto

El proyecto que desarrollará Sando tiene como objeto velar por el mantenimiento y conservación de los firmes y pavimentos de las vías públicas, vías de alta intensidad, mobiliario urbano (barandillas, papeleras y bancos), viales internos de los parques urbanos y espacios libres, así como los elementos de contención (muros, taludes, etc.) de los 11 distritos de la ciudad.

Dentro de su apuesta por la I+D+i, Sando diseñó e implantó junto con otras empresas el programa Génesis en Málaga, un sistema informático inteligente para la conservación viaria. En la actualidad el grupo Sando gestiona también la conservación del viario público de la ciudad de Sevilla y de otros municipios como Marbella.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha habilitado a la empresa Sando para realizar vuelos con drones en espacios aéreos controlados, zonas urbanas y vuelos nocturnos. Esta certificación autoriza a Sando a ofrecer un servicio de mayor calidad en las obras y servicios que desarrolla al permitirle la toma de imágenes y datos con drones prácticamente en cualquier localización.

Sando ha sido una empresa pionera en el uso de drones para las infraestructuras desde que hace más de una década comenzara el proyecto de I+D+i LAS ROADS. Desde entonces ha iniciado casi una decena de investigaciones y soluciones constructivas que le han situado en la vanguardia en el uso de drones en el sector.

Esta nueva habilitación vuelve a posicionar a Sando entre las primeras empresas de infraestructuras y servicios que aplican el uso de drones a su actividad, como ya hiciera en 2014 al graduar a sus pilotos en la primera promoción del país de la AESA.

Proyectos de investigación

El espíritu empírico de Sando le ha empujado en la última década a investigar la aplicación de diferentes tecnologías en los drones. El uso de los UAS (Unmanned Aerial System o Sistema aéreo no tripulado), comúnmente denominados drones, le ha aportado a Sando un gran potencial por su versatilidad y reducido coste.

Partiendo de la fotogrametría, Sando ha embarcado en drones láseres para el estudio de la erosión de las zonas costeras, como en el proyecto Costaver. También cámaras de imagen térmica y sensores multiespectrales, como en el estudio UAV-Green para la conservación aérea de zonas verdes.

En el último proyecto de Sando con drones, CONPREVAM, la compañía formó a tres técnicos de prevención de riesgos laborales como pilotos. Esta actuación ha dotado a la investigación de mayor autonomía. Este estudio se basa en una herramienta para evaluar la concentración de partículas en suspensión y gases potencialmente peligrosos en entornos laborales.

Sando ha logrado esta habilitación tras la última regulación de 2020. Esta nueva normativa asume los preceptos de la Unión Europea y autoriza a que empresas como Sando puedan operar vuelos con mayor libertad. La entidad pública empresarial para la navegación aérea en España, ENAIRE, gestiona esta actividad actualmente.

El compromiso de la compañía con las políticas de I+D+i y el fomento de la cultura de la innovación le permiten a Sando afrontar los retos que se presentan en el mercado con las herramientas tecnológicas necesarias, contribuyendo así al desarrollo sostenible.