Entradas

La séptima edición del Concurso de Ideas Innovadoras que cada año año organiza Sando dentro su grupo de empresas se ha fallado con dos proyectos ganadores. El primero de ellos, en la categoría de I+D+i, propone la creación de un método para analizar los movimientos del terreno, con precisión subcentimétrica, mediante el uso de información satelital.

Este proyecto le permitiría a Sando el control y seguimiento de infraestructuras, como movimientos de grandes taludes, laderas, presas o plataformas de obra civil, aportando información fiable, segura y económica. Esta propuesta, desarrollada por el ingeniero del departamento de Topografía, Javier Ramos, ya se ha comenzado a estudiar para valorar su viabilidad a corto plazo.

La idea ganadora en la categoría de Transformación Interna de Sando en esta edición se centra en la implementación de una herramienta para gestionar la reserva de viajes corporativos. El objetivo de esta modalidad consiste en proponer mejoras que optimicen la gestión interna de Sando hacia la eficiencia y sostenibilidad.

La herramienta, diseñada por la responsable de los viajes corporativos de Sando, Cecilia Muñoz, pretende definir un sistema de búsqueda, gestión y validación autónoma de los servicios de movilidad, acorde con las necesidades reales de los profesionales de Sando y aplicando las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El Concurso de Ideas Innovadoras de Sando se organiza cada año en línea con la política interna de cultura innovadora, la estrategia de responsabilidad social corporativa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Gracias a esta iniciativa se logra implicar y motivar al conjunto de profesionales de la compañía en I+D+i y continuar la misión de la empresa hacia la excelencia.

En esta edición han quedado finalistas otras cuatro ideas que reunían los requisitos expuestos en las bases y que la empresa estudiará para evaluar su posible desarrollo mediante proyectos de investigación o innovación. En este sentido, se han presentado propuestas para monitorizar el estado de las conservaciones de infraestructuras mediante una App, perfeccionar el seguimiento de obras y servicios, gestionar la ingente información gráfica de la compañía o automatizar y digitalizar diferentes procesos internos.

La empresa Sando participa en un proyecto de economía circular para convertir naranjas amargas procedentes del viario público en biogás a partir de un proceso de codigestión. Esta iniciativa se está testando en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Copero de la empresa municipal Emasesa, en Sevilla.

Tal y como ha avanzado Emasesa, el objetivo consiste en convertir las depuradoras en biofactorías capaces de producir recursos a partir de residuos. En este proyecto piloto las naranjas pasan por un proceso de valorización por el que por un lado se les extrae el zumo para la generación de energía eléctrica a través de biogás y, por otro, las cáscaras y la parte no aprovechable se composta para su transformación en abono.

El área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, como gestora de la EDAR de Copero en UTE, ha formado parte de este proyecto que aspira a transformar las 1.700 toneladas de naranjas que recoge el viario de Sevilla durante un año en la energía equivalente para abastecer a más de 7.300 hogares.

Autosuficiencia

Desde Emasesa han indicado que buscan lograr la autosuficiencia energética de la estación depuradora de Copero mediante procesos de codigestión. De esta manera se emplean residuos que anteriormente se desechaban, se genera energía renovable y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con las políticas de economía circular.

Esta iniciativa avala la estrategia de Sando, que se convirtió en 2019 en la primera empresa andaluza en obtener el certificado ISO 50001 de Aenor por implantar un Sistema de Gestión de la Energía en la EDAR Copero. Sólo el año pasado con este sistema la EDAR Copero generó 11.595,44 MWh, lo que equivale al consumo anual de 3.325 hogares, como ha comunicado Emasesa.

Los procesos de depuración constituyen la mayor parte del consumo de energía en el ciclo urbano del agua, por lo que el certificado ISO 50001 reconoce la apuesta de Sando por un uso eficiente, sostenible y de mejora continua en su gestión. Gracias a esta certificación y a proyectos como el de codigestión con el empleo de las naranjas se produce un ahorro real y cuantificable del coste energético.

La empresa Sando Construcciones ha obtenido el certificado ISO 50001 de Aenor por implantar un Sistema de Gestión de la Energía en la EDAR El Copero, la mayor de la provincia de Sevilla. De esta manera, Sando se convierte en la primera empresa andaluza en obtener dicha certificación, conforme a la ISO 50001:2018.

Sando, a través de su área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras, gestiona en UTE con Facsa el servicio de explotación de la EDAR Copero de Dos Hermanas para Emasesa. El alcance de esta certificación se centra en los servicios de explotación, mantenimiento y conservación de la estación depuradora de aguas residuales de Copero y estación de bombeo de Guadaíra (margen derecha). La EDAR Copero, tiene una capacidad actual de tratamiento de 255.000 m3/día.

El proceso de depuración es el mayor consumidor de energía en el ciclo urbano del agua y el sistema de Gestión de la Energía supone una herramienta para para optimizar el uso ésta, fortaleciendo el binomio agua energía en el que es necesario introducir la variable climática. La EDAR Copero, durante el año 2018, consiguió unos niveles de autosuficiencia energética superiores al 80%, lo que contribuye a la sostenibilidad del proceso más ambiental del ciclo.

Esta nueva certificación reconoce la apuesta por un uso eficiente, sostenible y de mejora continua, lo que se traduce en un ahorro real y cuantificable del coste energético en dicha instalación. Supone asimismo una reducción de costes financieros asociados, de emisiones de gases de efecto invernadero y permite disminuir el consumo de energía primaria, así como la dependencia del exterior y la intensidad energética.

A través de esta certificación se constituye una herramienta útil y eficaz para mejorar el desempeño energético, dar cumplimiento de forma continua a la legislación vigente en la materia, facilitar el cometido de los gestores energéticos e implantar y realizar el seguimiento de actuaciones procedentes de auditorías energéticas.

En su apuesta por la calidad, eficiencia y prevención de riesgos laborales el grupo de empresas Sando ha sido también este año una de las primeras constructoras del país en certificar su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud según la norma ISO 45001:2018, el primer estándar internacional ISO en prevención de riesgos laborales y la primera constructora en hacerlo en Andalucía a través de Aenor.

 

El grupo de empresas Sando forma parte del mayor desarrollo urbanístico realizado en el país basado en la metodología Lean Construction, el proyecto de Intu Costa del Sol. El nuevo centro será el parque comercial y de ocio más grande del Sur de Europa y estará planificado a partir de los principios del concepto japonés, Lean.

El sistema Lean propugna la eliminación de los elementos que no aportan valor al proyecto, la mejora continua, minimizar las pérdidas y maximizar el valor del producto final. De esta manera se optimiza la producción al emplear el menor número de recursos posibles y se incrementa la eficiencia. La aplicación de Lean a la construcción (Lean Construction) en el proyecto de Intu Costa del Sol, con un presupuesto de 160 millones de euros solamente en la primera fase, lo convierten en el desarrollo urbanístico más importante de España con esta metodología.

El modelo escogido por Intu Spain para llevar a cabo el nuevo parque comercial se basa en el IPD (Integrated Project Delivery). Este tipo de contratos establece una metodología de trabajo colaborativa en la fase de diseño en la que intervienen todos los actores que participarán en la ejecución del proyecto. Junto con los estudios de ingeniería y arquitectura, el promotor incorpora al constructor, en este caso Sando en UTE, lo que aporta conocimiento, experiencia, talento y evita desviaciones posteriores en la ejecución del proyecto.

Formación en Lean Construction

El grupo de empresas Sando ha programado durante el último mes un ciclo de formación para integrar la metodología Lean Construction en otros departamentos de la compañía, además de las áreas técnicas que ya habían asumido este sistema de trabajo.

Junto con Lean Construction, Sando está aplicando el sistema Last Planner System, un procedimiento de control y planificación para mejorar el cumplimiento de las fases del proyecto, aportando un mayor control sobre los plazos de entrega y optimizando la utilización de los recursos.

Dentro de este proceso, Sando ha fusionado las sinergias que aporta el modelo IPD que emplea en el proyecto de Intu Costa del Sol, junto con la experiencia en la tecnología BIM (Building Information Modeling) y la filosofía Lean Construction para intentar ofrecer mayor calidad y eficiencia en sus actuaciones.

El concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, Raúl López, ha anunciado en la inauguración de la V Jornada de Conservación Viaria Ciudades Sostenibles, patrocinada por Althenia y Los Serranos, que el próximo año la Gerencia Municipal de Urbanismo organizará las primeras Jornadas Nacionales de Conservación Viaria.

Durante su intervención, Raúl López, ha desgranado la visión de la conservación viaria en una smartcity como Málaga: “Nos hace mejores cubrir las necesidades de quienes nos necesitan, los ciudadanos”. A continuación, la delegada de Fomento, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Málaga, Carmen Casero, ha destacado la labor realizada en la ciudad: “Málaga ha sido pionera en España en conservación, al igual que en otros campos”.

El acto de inauguración ha continuado con las intervenciones de Jorge Gámiz, director general de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, y Eduardo Fernández, consejero delegado de Eiffage Infraestructuras, quienes han destacado la evolución del Plan de Conservación Viaria en los últimos años.

La primera de las sesiones se ha centrado en las inversiones realizadas en conservación viaria en la ciudad de Málaga. Durante la misma, Javier Pérez de la Fuente, jefe de departamento de Arquitectura e Infraestructuras de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Málaga, ha incidido en la importancia de las nuevas tecnologías de la comunicación: “Si no tenemos la información adecuada resulta imposible ofrecer una buena conservación, pero con datos somos capaces de programarlas y priorizarlas”.

El detalle de las inversiones realizadas durante el último año en Málaga lo ha indicado Pilar Vila, jefa de Servicios de Proyectos y Dirección de Obras de la Gerencia de Urbanismo de Málaga, mientras que el director del Contrato de Conservación Viaria de Málaga, Sergio Muñoz Caro, ha explicado la información que contienen los mapas de deterioro de la ciudad y su relación con la inversión por zonas.

La sesión sobre experiencia nacional e internacional en conservación viaria ha comenzado con la ponencia del vicepresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, José María García, que en su condición de alcalde de Estepona, ha expuesto cómo la conservación de una ciudad puede afectar a su desarrollo económico y social.

Durante la mesa redonda, el moderador y vicepresidente de la European Asphalt Pavement Association, Juan José Potti, ha realizado un análisis del contexto internacional actual en conservación y ha ahondado en la necesidad de adaptar los planes al futuro. En este sentido, Ángel Sampedro, profesor de Ingeniería de Carreteras de la Universidad Alfonso X, ha avanzado algunos de los resultados de un proyecto de investigación en conservación que están realizando desde su departamento. A continuación, Miguel Caso, director técnico de la Asociación Mundial de la Carretera, ha explicado cómo el procesamiento de la información constituye el futuro en conservación: “Los datos son el petróleo del siglo XXI”. Por último, Lola Ortiz, directora general de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del ayuntamiento de Madrid ha hablado sobre la aplicación para avisos de incidencias en vía pública que han desarrollado Madrid y que pueden utilizar los usuarios directamente.

Innovación en conservación

En la recta final de la V Jornada de Conservación Viaria Ciudades Sostenibles, patrocinada por Althenia y Los Serranos, la innovación y las nuevas tendencias han centrado las dos últimas mesas redondas. En la primera de ellas, moderada por el periodista Luis Carlos Ramírez, se ha realizado un intenso debate sobre cómo optimizar la actividad de conservación. En este contexto, Francisco Martín, jefe del Plan de Conservación Viaria de Málaga, ha indicado cómo el sistema informático Génesis, desarrollado como un proyecto de investigación, ha mejorado radicalmente la eficiencia en la ciudad de Málaga. A colación, Pablo Sáez, director gerente de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras, ha solicitado que se incremente la inversión en investigación en materia debido a la falta de apoyos.

El punto de vista más técnico lo han aportado David Bueno, gerente del Centro Municipal de Informática, y Ramsés Vidal, ingeniero de Caminos del Canales y Puertos de la Gerencia de Urbanismo.

Por último, en la mesa redonda sobre nuevas tendencias en conservación, moderada por la periodista de Diario Sur, Ana Pérez-Bryan, se han presentado diferentes puntos de vista sobre cómo hacer una ciudad más amable. José Luis Borau, desde su experiencia como jefe del departamento de Accesibilidad y Medio Físico de la ONCE, ha expresado cómo una buena conservación resulta fundamental para las personas con discapacidad. Una visión que ha matizado José Cardador, gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, que ha aportado ejemplos de la actividad que se lleva a cabo en Málaga, y que han ampliado Enrique Catalina con su experiencia como director general de Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y la arquitecta de la Gerencia de Urbanismo de Málaga, Cristina Gallardo.

El grupo de empresas Sando ha certificado un nuevo proceso tecnológico para la rehabilitación de edificaciones y construcciones con interés histórico y patrimonial por medio del uso del láser y herramientas BIM (Building Information Modeling). La certificación se ha realizado de acuerdo a la norma UNE 166001: 2006 por la innovación en el uso, aplicación e implantación de este nuevo proceso tras comprobar su eficiencia.

El método que ha desarrollado Sando, denominado Prorehesla, emplea un láser que escanea de manera precisa una infraestructura en tiempo real. Los datos obtenidos se representan mediante una nube de puntos y posteriormente se transforman en un modelo 3D. Toda esta información se procesa a través de la metodología de trabajo colaborativa BIM, lo que le permite a Sando estudiar las condiciones reales de su entorno y le facilita conservar el patrimonio histórico y arqueológico de manera más precisa.

Dentro de la arquitectura actual una de las actuaciones más complejas consiste en la rehabilitación de edificios de interés histórico, debido a las limitaciones generadas por los elementos que se quieren conservar, dimensiones, su localización en el espacio, etc. La información recogida por el láser escáner 3D puede emplearse en las diferentes etapas de diseño y construcción, sirviendo también como testigo del estado original del proyecto antes de su restauración.

Sando ha desarrollado esta tecnología de “Scan to BIM”, como se conoce técnicamente, durante la ejecución de las obras del Metro de Madrid en la Gran Vía y en los trabajos para la rehabilitación del edificio de estilo racionalista de “El Olivillo” en Cádiz, del prestigioso arquitecto Antonio Sánchez Esteve.

A través de Prorehesla, Sando aplica en sus intervenciones un nuevo proceso sistemático de captura y puesta en valor de la información que le permite adaptar el diseño inicial del proyecto arquitectónico a las circunstancias espaciales existentes en la realidad.

Mediante esta metodología Sando puede ejecutar proyectos de rehabilitación en menor tiempo, eliminando un alto porcentaje de error humano en el proceso de diseño y evitando la exposición a riesgos laborales al recopilar toda la información en una única visita a la obra y compartiéndola en tiempo real con todo el equipo de trabajo.

Paralelamente a esta certificación, el grupo de empresas Sando y la consultora Grant Thornton están llevando a cabo el proyecto de investigación Rebecca, que tiene como objetivo crear un sistema inteligente para la aplicación automática de la metodología BIM en construcción.

El grupo de empresas Sando ha participado en la jornada “Transformación Digital en la Empresa Familiar. Retos y Oportunidades”, que organiza la Confederación de Empresarios de Andalucía en Málaga, donde su directora general de Recursos Corporativos, Esther Sánchez Manzano, ha expuesto el proceso de transformación digital experimentado en Sando.

Durante la jornada, que ha estado presentada por María de la Paz Hurtado Cabrera, presidenta del Consejo de la Empresa Familiar de CEA, y ha contado con la ponencia del catedrático de Economía Pedro Schwartz Girón, se ha realizado un recorrido por alguna de las tecnologías que están introduciendo las empresas en la última década, como las impresoras 3D, los sistemas inteligentes o el blockchain, entre otras.

La directora general de Recursos Corporativos de Sando ha explicado cómo la transformación digital en su compañía se afianza desde la alta dirección con cuatro objetivos concretos: “Perseguimos automatizar y mejorar procesos, conectar con el cliente interno y externo, que la transformación nos facilite la toma de mejores decisiones y, por supuesto, que genere valor”.

Esther Sánchez Manzano ha indicado que la implantación del cambio en Sando se fundamenta en tres departamentos claves, I+D+i, Organización y Sistemas y Recursos Humanos, desde donde se identifican nuevos proyectos y se analizan los procesos internos para optimizarlos. En este sentido, la comunicación y la creación de una cultura interna resultan fundamentales para el grupo empresarial: “La transformación es un medio para conseguir crear valor en las empresas y parte de las personas. De hecho, no sé si deberíamos hablar de transformación cultural en lugar de digital”, matizaba Sánchez Manzano.

Por último, la directora general de Recursos Corporativos de Sando, relató algunas de las transformaciones digitales ya implantadas. Entre ellas, destacó en primer lugar la Gestión documental robotizada, que le ha permitido a la compañía optimizar el control de la documentación en una obra o servicio para evitar fraudes. También se refirió a una aplicación diseñada para organizar la Gestión de incidencias (Gesín), que se ha ideado como una plataforma bidireccional que permite la participación de la empresa y el cliente para registrar trabajos, aprobarlos o rechazarlos.

A primeros de agosto ha entrado en vigor la prórroga del Plan de Conservación Viaria de la ciudad de Málaga, servicio que la compañía Sando presta en UTE.

Tal y como ha comunicado el Ayuntamiento de Málaga, el plazo de ejecución de este contrato será de un año e implicará la prestación del plan de conservación de pavimentos, firmes, vías de alta intensidad, mobiliario urbano y muros. Asimismo, se velará por el mantenimiento y conservación de los firmes y pavimentos de las vías públicas, viales internos de los parques urbanos y espacios libres, así como elementos de contención (muros, taludes, etc.).

El presupuesto de la prórroga del Plan de Conservación Viaria de Málaga alcanza los cuatro millones de euros y permitirá que en el momento punta de su actividad disponga de casi 100 profesionales para llevar a cabo el plan de mejora permanente de las barriadas.

Los objetivos del Plan de Conservación Viaria de Málaga, que ha indicado el Ayuntamiento, consisten en conservar el patrimonio de pavimentos y firmes urbanos; mejorar la seguridad y calidad en el entorno urbano; dar respuesta inmediata a las necesidades que así lo requieran, y minimizar el coste global de mantenimiento para la ciudad: “Todo ello con el fin de erradicar riesgos, eliminar barreras urbanísticas y mejorar la calidad y seguridad de los viales”, matizan desde el Consistorio.

Sistema inteligente

Gracias a esta prórroga el grupo de empresas Sando, a través de la UTE, podrá seguir empleando el sistema Génesis en la ciudad de Málaga. Este software inteligente nace de un proyecto de investigación para diseñar un programa que permita monitorizar la conservación de una smartcity y que consiga que aprenda con cada uno de los datos que se le incorporan.

La herramienta Génesis facilita la gestión global de la información viaria de toda la ciudad y se alimenta de un inventario pormenorizado realizado desde la UTE y que incorpora constantemente datos a tiempo real, como el tipo de solería de cada calle, el mobiliario que contiene, estocaje, etc. Estas funciones posibilitan una administración al detalle, geolocalizada y eficiente de cada elemento de la ciudad.

La compañía especializada en servicios medioambientales del grupo de empresa Sando, Althenia, ha conseguido el Certificado de Gestión de I+D+i, como reconocimiento y evidencia de la conformidad de su sistema de gestión con la norma UNE 166002:2014.

Esta nueva certificación se une a la ya lograda por Sando Construcciones al Sistema de Trabajo para fomentar la generación de nuevas ideas, evaluarlas y diseñar mecanismos, así como incorporar la innovación en la gestión diaria de la empresa.

El alcance del Certificado de Gestión de la I+D+i según la norma UNE 166002:2014, obtenido por Althenia, queda establecido en la investigación, desarrollo e innovación en geomática y topografía, TICs, materiales y tecnología de aguas residuales, para la mejora de técnicas, sistemas y procesos constructivos en el ámbito de la obra civil y los servicios de conservación y mantenimiento de viario, montes, jardines, patrimonio y mobiliario urbano.

En la actualidad Althenia se encuentra finalizando el proyecto de investigación UAV-Grass, orientado hacia el cuidado y protección del medioambiente y que aboga por la conservación de parques y jardines empleando drones. El proyecto persigue incorporar nuevas tecnologías a la gestión de las zonas verdes que permitan una conservación más eficiente, segura, exhaustiva y que suponga un ahorro en línea con la Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La nueva Certificación del Sistema de Gestión de la I+D+i implica que se han logrado sistematizar las actividades de I+D+i e integrarlas en la gestión general de la empresa. También constata que se ha conseguido planificar, organizar y controlar las unidades de I+D+i, así como la cartera de proyectos, establecer la interacción de la I+D+i con otros departamentos y demostrar la transparencia de estas actividades. Esta certificación aporta un valor añadido de confianza en la actividad de I+D+i y demuestra su compatibilidad con otros sistemas de gestión.

La obtención del Certificado de Gestión de la I+D+i, según la norma UNE 166002:2014, consolida aún más la apuesta del grupo de empresas Sando por la investigación dentro de los parámetros de calidad, seriedad y prudencia que históricamente han caracterizado a la compañía.

 

El proyecto Monitorización mediante Autocorrección de Elementos Finitos ha logrado el premio al Reto propuesto por Fundación Sando dentro del XXIII Concurso Spin-Off que organiza anualmente la Universidad del Málaga.

La concesión del premio Spin-Off ha tenido lugar este mediodía en un acto presidido por el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, en el edificio The Green Ray.  La directora general de Fundación Sando, Esther Sánchez Manzano, ha entregado un cheque por valor de 3.000 euros a los dos estudiantes del grado en Ingenierías en Tecnologías Industriales que han presentado el proyecto, Álvaro Muñiz y Carlos Jiménez.

El objetivo de su propuesta consiste en la elaboración de un sistema inteligente de monitorización de parámetros técnicos en distintas estructuras que puedan indicar con precisión, a distancia y a tiempo real su comportamiento en todo momento, con el fin de identificar cualquier tipo de patología.

Fundación Sando proponía en su Reto la búsqueda de soluciones tecnológicas que potenciaran el seguimiento y la monitorización de infraestructuras. El desafío se enmarca dentro del ámbito de la conservación viaria y, entre los requisitos, proponía el reporte de información sobre parámetros como la tensión, inclinación, vibración, fatiga, corrosión, desplazamiento, humedad y temperatura en tiempo real y con un 100% de fiabilidad.

Durante los próximos meses los ganadores del Reto de Fundación Sando disfrutarán, a través de la Universidad de Málaga, de un programa de mentorización profesional para desarrollar en profundidad la propuesta. En este proceso también contarán con el asesoramiento de Fundación Sando.

En la anterior edición, Fundación Sando otorgó el premio de su Reto al proyecto SAFETRACK[IN], una solución para implantación de las tecnologías 4.0 en los procesos de construcción y conservación de infraestructuras.

El Concurso Spin-Off se organiza desde hace veintitrés años con el fin de potenciar proyectos para la creación de nuevas empresas en el ámbito universitario, promoviendo la concepción y consolidación de ideas basadas en el conocimiento y en los avances científico-tecnológicos.