Entradas

El grupo de empresas Sando ha puesto a disposición de la Diputación Provincial de Málaga dos equipos para la desinfección de residencias de ancianos infectadas por la pandemia del COVID-19. La compañía ha realizado durante el mes de abril la desinfectación de residencias, centros de personas con discapacidad y conventos en Torre del Mar, Vélez-Málaga, Torremolinos y Coín.

Sando ha organizado dos equipos de desinfección formado por voluntarios de la compañía para combatir los estragos que está causando el coronavirus COVID-19 en la provincia de Málaga, principalmente en la población de mayor edad. Como empresa especializada en servicios de limpieza, ha adquirido mochilas pulverizadoras eléctricas que permiten una desinfección rápida y eficaz con las dosis que recomienda el Ministerio de Sanidad.

Junto con las mochilas pulverizadoras eléctricas, los profesionales van equipados con monos de buzo de cuerpo completo y capucha, botas técnicas de seguridad, dos capas de guantes y máscaras completas con filtros de aire.

En cada una de las residencias los profesionales de Sando han seguido el protocolo indicado por el Ministerio de Sanidad. En primer lugar, mediante la supervisión de todas las zonas a tratar junto con los responsables de los centros afectados en las que se han producido los contagios. A continuación, los trabajos de desinfección han continuado con la pulverización de la dilución desinfectante en la mayor parte de las superficies, haciendo especial hincapié en las más susceptibles de contacto continuo, como pomos, barandillas, pulsadores, botoneras, etc.

En cada uno de los edificios en los que han desinfectado se han esparcido unos 105 litros de una dilución formada por agua e hipoclorito sódico. Esta pulverización se ha complementado con una segunda limpieza manual de las superficies más sensibles con el mismo compuesto químico.

Además de la labor solidaria que Sando está llevando a cabo en la provincia de Málaga, la compañía está realizando la limpieza de las estaciones, oficinas, instalaciones, talleres y ferrocarriles (trenes Avant, larga y media distancia, Cercanías, locomotoras) de Renfe y Adif en la zona centro y sur del país. En estos servicios se han implantado los nuevos protocolos, incrementando el nivel de limpieza e introduciendo los trabajos de desinfección.

La empresa especializada en servicios medioambientales del grupo de empresas Sando, Althenia, ha certificado a través de Aenor su sistema de gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo conforme con la norma ISO 45001:2018.

Althenia, cuyo Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo estaba certificado de acuerdo con lo establecido en la especificación internacional OHSAS 18001:2007, da un paso más y supera la acreditación más exigente en el ámbito internacional.

La ISO 45001:2018 certifica que las organizaciones que la superan proporcionan lugares de trabajo seguros y saludables, en los cuales se previenen lesiones y daños a la salud vinculados con el trabajo a través de la mejora continua.

La certificación conforme a la norma ISO 45001:2018 alcanza el conjunto de los servicios que presta la empresa Althenia, como la conservación y mantenimiento de montes, jardines y viario urbano, la realización de trabajos forestales o la limpieza viaria, edificios o playas y la recogida y transporte de residuos urbanos, entre otros.

En 2019, Sando se convirtió en una de las primeras constructoras del país en certificar su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud según la norma ISO 45001:2018 y la primera en hacerlo en Andalucía a través de Aenor. Asimismo, en 2009 Sando ya fue de las primeras grandes compañías del sector que se acreditó según el anterior estándar, la OHSAS 18001, a través de la certificadora británica BSI, que era la que mantenía la titularidad mundial de dicho estándar.

La prevención de riesgos laborales constituye una de las señas de identidad del grupo de empresas Sando y de su Fundación Sando desde su constitución, de hecho, en 2019 Fundación Sando celebró el VI Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción.

La empresa especializada en actuaciones medioambientales de Sando, Althenia, ha puesto en marcha un proyecto de concienciación infantil en colegios junto con el Ayuntamiento de Vélez Málaga. El programa, ‘Un niño, un árbol‘, pretende educar a las generaciones futuras a través del respeto a la naturaleza para combatir el cambio climático.

En línea con la estrategia de responsabilidad social corporativa de Sando y los Objetivos del Desarrollo Sostenible, Althenia ha planificado una primera fase centrada en charlas educativas y talleres de plantación en zonas verdes del municipio de Vélez Málaga. Althenia es la empresa adjudicataria del servicio de conservación y mantenimiento de parques y jardines.

Las actividades previstas comienzan con una explicación divulgativa por parte de monitores expertos en educación ambiental que trasladan a los escolares la cultura del respeto a la naturaleza y la trascendencia de la vegetación ante el cambio climático.

A través del material didáctico preparado para estas sesiones, les explican cómo los árboles limpian el aire de partículas contaminantes, suavizan las temperaturas, atrapan el CO2, depuran las aguas superficiales, fijan el suelo y sus nutrientes o suavizan las temperaturas.

Una vez fijados los conceptos, los monitores acompañan a los escolares a una zona previamente acondicionada por Althenia donde inician el taller de plantación. En esta primera fase los niños han plantado más de 225 árboles autóctonos, concretamente ejemplares de algarrobos, encinas, álamos y arbustos mediterráneos.

Tal y como ha indicado el Ayuntamiento de Vélez Málaga el objetivo de este proyecto busca completar todos los colegios del municipio con la plantación de árboles. En las primeras jornadas, Althenia ha llevado a cabo la formación en los centros de Custodia Puga de Torre del Mar, Juan Paniagua de Almayate, y el colegio Andalucía de Vélez-Málaga, para lo que ha contado con la asistencia técnica de la empresa Green Globe.

La empresa Sando participa en un proyecto de economía circular para convertir naranjas amargas procedentes del viario público en biogás a partir de un proceso de codigestión. Esta iniciativa se está testando en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Copero de la empresa municipal Emasesa, en Sevilla.

Tal y como ha avanzado Emasesa, el objetivo consiste en convertir las depuradoras en biofactorías capaces de producir recursos a partir de residuos. En este proyecto piloto las naranjas pasan por un proceso de valorización por el que por un lado se les extrae el zumo para la generación de energía eléctrica a través de biogás y, por otro, las cáscaras y la parte no aprovechable se composta para su transformación en abono.

El área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, como gestora de la EDAR de Copero en UTE, ha formado parte de este proyecto que aspira a transformar las 1.700 toneladas de naranjas que recoge el viario de Sevilla durante un año en la energía equivalente para abastecer a más de 7.300 hogares.

Autosuficiencia

Desde Emasesa han indicado que buscan lograr la autosuficiencia energética de la estación depuradora de Copero mediante procesos de codigestión. De esta manera se emplean residuos que anteriormente se desechaban, se genera energía renovable y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con las políticas de economía circular.

Esta iniciativa avala la estrategia de Sando, que se convirtió en 2019 en la primera empresa andaluza en obtener el certificado ISO 50001 de Aenor por implantar un Sistema de Gestión de la Energía en la EDAR Copero. Sólo el año pasado con este sistema la EDAR Copero generó 11.595,44 MWh, lo que equivale al consumo anual de 3.325 hogares, como ha comunicado Emasesa.

Los procesos de depuración constituyen la mayor parte del consumo de energía en el ciclo urbano del agua, por lo que el certificado ISO 50001 reconoce la apuesta de Sando por un uso eficiente, sostenible y de mejora continua en su gestión. Gracias a esta certificación y a proyectos como el de codigestión con el empleo de las naranjas se produce un ahorro real y cuantificable del coste energético.

La Autoridad Portuaria de Huelva ha adjudicado el contrato de mantenimiento de jardines y zonas verdes a la empresa especializada en actuaciones medioambientales de la compañía Sando, Althenia.

Althenia llevará a cabo durante los próximos cuatro años el servicio de conservación de las zonas verdes, incluyendo plantas de interior, árboles y palmeras, para mantener el buen estado sanitario y estético de las especies vegetales, los elementos superficiales de riego, la poda de arbustos, setos y trepadoras y el cuidado del césped.

La empresa mantendrá durante todo el periodo una Brigada de Emergencias para las urgencias que se produzcan dentro y fuera de la jornada laboral, así como un servicio de atención telefónica permanente para la recepción de avisos durante las 24 horas del día.

A través de este contrato, Althenia gestionará las extensas zonas verdes del Puerto de Huelva que comprenden: el polígono pesquero Norte, las cocheras, los jardines de las oficinas principales, el interior de los edificios, el muelle Las Canoas, los jardines frente a la Comandancia de Marina, las viviendas de la avenida de Sanlúcar de Barrameda y Estihuelva, los jardines del Paseo de la Ría y la margen izquierda del río Odiel, las glorietas y avenidas, la zona de Torre Arenillas, los aparcamientos y el monumento a Colón.

Picudo rojo

Uno de los elementos que recoge el pliego de condiciones consiste en el tratamiento de las palmeras frente al picudo rojo, una labor sobre la que Althenia atesora una dilatada experiencia. El censo actual de palmeras alcanza las 755 unidades entre canariensis, dactylifera y washingtonia. La altura media del palmeral de la zona portuaria de Huelva es de entre 10 y 12 metros de altura aproximadamente y presentan buen estado.

Althenia también está prestando en la actualidad sus servicios en las zonas comunes de tierra de la Autoridad Portuaria de Vigo. En este caso resultó adjudicataria en 2018 del contrato de limpieza del viario e instalaciones y de la recogida de residuos sólidos urbanos y selectiva para su gestión sostenible.

La empresa Sando, a través de su área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras, ha puesto en marcha la construcción del nuevo proyecto forestal de la Universidad de Málaga para llevar a cabo un huerto urbano y parque frutal que será un nuevo espacio verde, sostenible y abierto en el Campus de Teatinos.

Las obras han comenzado con la colocación primera piedra del huerto urbano y parque frutal. El acto, presidido por el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, ha contado con la presencia de la vicerrectora de Smart-Campus, Raquel Barco; la delegada de Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en Málaga, Carmen Sánchez; el delegado de Fomento e Infraestructuras de la Diputación de Málaga, Francisco Javier Oblaré, y el vicepresidente y consejero delegado de Sando, Luis Sánchez Manzano.

Tal y como ha comunicado la Universidad de Málaga, el rector ha destacado el carácter abierto del nuevo huerto urbano para la comunidad universitaria y la ciudad: “Se trata de un proyecto formativo y de investigación, en el que han participado estudiantes y profesores. Pero, además, es un proyecto de la ciudad, un espacio abierto, ya que derriba barreras, y sirve de cohesión con la sociedad”.

El nuevo huerto urbano y parque frutal unifica en sus 22.000 metros cuadrados de superficie innovación, participación, desarrollo sostenible, eficiencia energética y las tecnologías TIC. Consiste en un espacio vivo junto al Aulario Rosa de Gálvez y diseñado con una estrategia geométrica de plantación basada en la combinación de especies autóctonas. El arquitecto del proyecto, Alberto Ruiz, ha intentado conjugar en su propuesta un recorrido sensorial, adaptado a la diversidad funcional, para aprovechar la naturaleza, con espacios para la investigación y la docencia.

Sando ejecutará la construcción del huerto urbano y parque frutal en cinco fases. En la primera se llevará a cabo el huerto comunitario, en la segunda, la parte dedicada a investigación, árboles productivos y arboleda sensorial, posteriormente se actuará sobre el arroyo Zapatero y, por último, se conectará con el Aulario Rosa de Gálvez y se modificará el vial Jimenez Fraud.

La compañía especializada en servicios medioambientales del grupo de empresa Sando, Althenia, ha conseguido el Certificado de Gestión de I+D+i, como reconocimiento y evidencia de la conformidad de su sistema de gestión con la norma UNE 166002:2014.

Esta nueva certificación se une a la ya lograda por Sando Construcciones al Sistema de Trabajo para fomentar la generación de nuevas ideas, evaluarlas y diseñar mecanismos, así como incorporar la innovación en la gestión diaria de la empresa.

El alcance del Certificado de Gestión de la I+D+i según la norma UNE 166002:2014, obtenido por Althenia, queda establecido en la investigación, desarrollo e innovación en geomática y topografía, TICs, materiales y tecnología de aguas residuales, para la mejora de técnicas, sistemas y procesos constructivos en el ámbito de la obra civil y los servicios de conservación y mantenimiento de viario, montes, jardines, patrimonio y mobiliario urbano.

En la actualidad Althenia se encuentra finalizando el proyecto de investigación UAV-Grass, orientado hacia el cuidado y protección del medioambiente y que aboga por la conservación de parques y jardines empleando drones. El proyecto persigue incorporar nuevas tecnologías a la gestión de las zonas verdes que permitan una conservación más eficiente, segura, exhaustiva y que suponga un ahorro en línea con la Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La nueva Certificación del Sistema de Gestión de la I+D+i implica que se han logrado sistematizar las actividades de I+D+i e integrarlas en la gestión general de la empresa. También constata que se ha conseguido planificar, organizar y controlar las unidades de I+D+i, así como la cartera de proyectos, establecer la interacción de la I+D+i con otros departamentos y demostrar la transparencia de estas actividades. Esta certificación aporta un valor añadido de confianza en la actividad de I+D+i y demuestra su compatibilidad con otros sistemas de gestión.

La obtención del Certificado de Gestión de la I+D+i, según la norma UNE 166002:2014, consolida aún más la apuesta del grupo de empresas Sando por la investigación dentro de los parámetros de calidad, seriedad y prudencia que históricamente han caracterizado a la compañía.

 

El grupo de empresas Sando ha formado parte este año del programa formativo de los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga. El vicepresidente y consejero delegado de Sando, Luis Sánchez Manzano, ha impartido una conferencia sobre Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

La participación de Sando se ha enmarcado dentro del curso Andalucía ante la era de la tecnología global, dirigido por el economista José Carlos Díez y el coordinador general de Planificación Estratégica del Ayuntamiento de Sevilla, Gaspar Llanes.

Durante la mesa redonda Economía Circular y los ODS, Luis Sánchez Manzano ha basado su exposición en tres aspectos: la diferenciación con la Economía Lineal, cómo aplica Sando los principios de la Economía Circular en su estructura de negocio y los ODS en función de su relevancia dentro de una organización.

La mayor parte de su ponencia se ha centrado en explicar de qué manera una multinacional como Sando, especializada en la ejecución sostenible de infraestructuras y servicios, puede implantar una estrategia de Economía Circular: “Cada vez que Sando acude a una licitación pública o privada el primer paso consiste en estudiar el proyecto y el pliego de condiciones y en buscar en el mercado qué alternativas hay de materiales procedentes de reciclado o reutilizado y que una vez que termine su ciclo de vida puedan a su vez ser reciclados”.

Esta filosofía del reciclado añade un valor añadido a sus propuestas en los concursos de obras y servicios, asimismo, posibilita que se genere un impacto menor en el medio ambiente durante el ciclo de vida de la infraestructura, cumpliendo las mismas funciones y con iguales o mejores parámetros de calidad.

Sánchez Manzano explicó los proyectos de investigación que han desarrollado en línea con la Economía Circular, como Génesi, Victoria, IESEI, reciclado de residuos de construcción para carreteras o Reconlod, para la recuperación de suelos degradados, y expuso ejemplos de su utilización en las diferentes obras y servicios.

Por último, relató cómo Sando extrae áridos en sus plantas y aprovecha este proceso para reciclar residuos inertes tratados, como en la planta de La Cabaña en Sevilla, y finalizó con una clasificación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible según su grado de implicación en la compañía.

Sando es una empresa comprometida con la sostenibilidad y la eficiencia que aplica en su estrategia los principios de la Economía Circular, además es firmante del Pacto Mundial de las Naciones Unidas a través de Fundación Sando desde el año 2008.

El grupo de empresas Sando, a través de su área Conservación y Mantenimiento de infraestructuras, ha participado en un proyecto para estudiar el uso de mezclas bituminosas tratadas con polvo de caucho procedente de Neumáticos reciclados Fuera de Uso (NFU) en firmes de viales.

El estudio se ha preparado junto con la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos de la Construcción y Demolición en Andalucía (AGRECA) para el Ayuntamiento de Málaga, que aprobó el uso de estas recomendaciones en la ciudad y ha publicado un pliego para fomentar el empleo de materiales reciclados en sus infraestructuras.

Sando participa en este proyecto siguiendo su estrategia de responsabilidad social corporativa, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, y dentro de su política de fomento de la Economía Circular.

El objeto de estas recomendaciones consiste en proporcionar a los técnicos una base para la redacción de proyectos más sostenibles. Hasta ahora el empleo de estos materiales ha sido en modo experimental, dado que se dispone de escasa normativa a la hora de redactar estos proyectos.

El Plan Nacional de Neumáticos Fuera de Uso cita a la obra pública como instrumento de reciclado prioritario, siempre que la utilización sea viable económica y técnicamente. Entre las posibles aplicaciones en la obra pública una de las de mayor interés consiste en la fabricación de mezclas bituminosas para carreteras, ya que el caucho de los neumáticos supone mejoras en el comportamiento de la mezcla, resulta más económico que otros modificadores alternativos y permite consumir una cantidad considerable de residuos.

El estudio para la utilización de mezclas bituminosas tratadas con polvo de caucho procedente de Neumáticos Fuera de Uso (NFU) en fimes de viales, en el que ha participado Sando, pretende eliminar las lagunas técnicas existentes para la ejecución de obras con estos tipos de mezclas bituminosas.

El grupo de empresas Sando ha desarrollado con anterioridad otros proyectos de investigación para el uso de elementos reciclados en la elaboración de productos para la construcción. Como norma general Sando intenta emplear siempre que sea posible productos reciclados o reutilizados en su actividad. Recientemente ha utilizado polvo de caucho procedente de 240.000 neumáticos reciclados fuera de uso para la rehabilitación de la carretera A-6052 en Jaén y, actualmente, ejecuta con material reciclado la rehabilitación de la autovía TF-4 en Tenerife.

La empresa especializada en servicios medioambientales del grupo de empresas Sando, Althenia, ha resultado adjudicataria del servicio municipal de conservación y mantenimiento de parques y jardines del Ayuntamiento de Vélez-Málaga para los próximos cuatro años.

Tal y como ha comunicado el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, el nuevo contrato asciende a 9,2 millones de euros y amplía el área de actuación en aproximadamente unos 168.000 metros de zonas verdes. Althenia gestionará los parques y jardines del nuevo Bulevar Verde de la calle Aceituneros, además de la avenida de Las Naciones y alrededores, el Cerro de San Cristóbal y La Fortaleza.

Dentro del servicio que realizará Althenia en Vélez-Málaga se incorporarán cuadrillas especiales para los jardines de las diferentes urbanizaciones del municipio, catorce nuevos vehículos, actuaciones específicas de mejora y embellecimiento de rotondas y medianas y se llevarán a cabo campañas educativas y de concienciación ciudadana sobre las zonas verdes del municipio y el medio ambiente.

La empresa Althenia además de los parques y jardines también gestiona en la actualidad el servicio de limpieza y recogida de residuos sólidos urbanos en el municipio.