Entradas

El presidente ejecutivo de Sando, Luis Sánchez Manzano, ha ofrecido una conferencia dentro del foro “El futuro de las ciudades en el entorno de la sostenibilidad”, organizado por Diario Sur, en el que ha destacado el esfuerzo de la compañía en investigación y su compromiso con la sostenibilidad a través de procedimientos, normativas internas e innovación.

Durante su ponencia, Luis Sánchez Manzano ha explicado el modelo de innovación abierta que desarrolla Sando: “Primamos la colaboración y la transferencia de conocimiento, riesgos y costes con otras empresas, universidades, centros tecnológicos e instituciones públicas”.

Un modelo al que la compañía ha podido optar tras certificar su Sistema de Gestión de I+D+i según la norma UNE 166002: “En los últimos años hemos invertido en Sando más de catorce millones y medio de euros en investigación”, matizaba Sánchez Manzano.

El presidente ejecutivo de Sando ha relatado de qué manera transfieren el conocimiento generado en la compañía a la sociedad, principalmente de dos formas: mediante proyectos de investigación y con soluciones constructivas.

En este contexto ha destacado el papel que algunos proyectos han tenido dentro de la propia estrategia de negocio, como la investigación con drones, en la que han sido pioneros.

Reciclado de residuos

Como empresa especializada en la gestión de servicios de conservación, Sánchez Manzano ha expuesto uno de los últimos proyectos de I+D+i de la compañía, Reconlod: “Actualmente estamos llevando a cabo un proyecto de I+D para reciclar los lodos contaminantes de las depuradoras. Estos lodos los aplicamos en espacios ya degradados y conseguimos restaurarlos, dándoles un valor del que carecían”.

Sando entiende la sostenibilidad como un equilibrio entre el desarrollo social, económico y la protección del medio ambiente. En este sentido, los aspectos sociales y medioambientales deben acompañar al desarrollo económico de la sociedad desde la responsabilidad: “Para ayudar a potenciar nuestra economía, especialmente en estos tiempos, es necesario la inversión pública en infraestructuras”, concluye Sánchez Manzano.

El foro organizado por Diario Sur ha contado también con la participación del arquitecto Antonio Gavilanes y con una mesa de debate formada por la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, moderada por el director del periódico, Manuel Castillo.

La Fundación Sando colabora un año más con el Festival Internacional de Jazz que organiza el Teatro Cervantes de Málaga. Esta edición, la número 34, cuenta de nuevo con grandes estrellas como el compositor y contrabajista Kyle Eastwood, el pianista Chano Domínguez y el multiinstrumentista y cantante Diego Amador, la voz de contralto de Robin McKelle o el grupo The Cuban Jazz Syndicate, entre otros.

El Festival Internacional de Jazz de Málaga se celebra del 6 al 11 de noviembre. Durante su presentación, la concejala de Cultura de Málaga, Noelia Losada y el director-gerente del Teatro Cervantes, Juan Antonio Vigar, indicaron que este año también participan dos reconocidos artistas del ámbito local: el saxofonista Enrique Oliver en versión sexteto y el contrabajista Francis Posé en dúo con el pianista cubano Daniel Amat.

Asimismo, en esta edición Chano Domínguez recibirá el Premio ‘Cifu’, instaurado hace cuatro años para homenajear al comunicador y a la figura más relevante del Festival, y Kyle Eastwood levantará el premio Málagajazz como reconocimiento de su talento musical, su maestría y su dedicación a su instrumento.

Al acto de presentación asistieron los representantes de las entidades colaboradoras como Esther Sánchez, directora General de la Fundación Sando; Juan Carlos Barroso, delegado de la Fundación “la Caixa” en Andalucía y Melilla; Ana Belén Morales, directora de Área de negocio de Caixabank en Málaga; Iris de Palacio, brand Manager de Cervezas Alhambra; Jesús Sánchez en representación de MAHOS, y Manuel Camacho, vicepresidente de AEHCOS Málaga.

Fundación Sando dentro de su compromiso social apoya la organización y desarrollo de iniciativas sociales en el ámbito cultural y artístico, como la celebración del Festival Internacional de Jazz.

Conacon, la empresa especializada en conservación de infraestructuras de Sando, volverá a participar en las Jornadas de Conservación Viaria que organiza la Gerencia Municipal de Urbanismo, Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Málaga los próximos días 27 y 28 de octubre. En esta ocasión se realizarán en formato digital y podrán seguirse en streaming de manera gratuita.

El director general de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, Jorge Gámiz, intervendrá en la inauguración de las jornadas junto con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el concejal delegado del Área de Ordenación del Territorio, Raúl López, y el consejero delegado de Eiffage, Eduardo Fernández.

Este año será la sexta edición en la que Conacon forme parte de estas jornadas, consolidadas como un referente en el ámbito de la conservación viaria. Cada ejercicio este encuentro amplía su vocación internacional con la presencia de expertos de diferentes países y un creciente seguimiento en América Latina.

Las VI Jornadas de Conservación Viaria se desarrollarán durante dos días, en horario de 9 a 13.30, con seis mesas redondas con temáticas de actualidad moderadas por profesionales de la comunicación. La primera de ellas, con el título “Modelos de transparencia aplicados a la conservación urbana”, tratará sobre los resultados de la encuesta sobre el estado de conservación de las carreteras urbanas VUELCA 2020.

Tras ella, se iniciará un debate con representantes de las universidades de Granada, Nottingham, Málaga y Alfonso X El Sabio, sobre investigaciones aplicadas a las ciudades, para concluir con una mesa acerca de experiencias reales en smartcities. En ésta participarán, junto al Ayuntamiento de Málaga, dirigentes de los municipios de Fuenlabrada y Guadalajara, en México.

La jornada del 28 de octubre se centrará en la innovación. La primera mesa versará sobre la aplicación de las nuevas tecnologías en el servicio de la ciudad de Málaga y continuará con un debate sobre las repercusiones de la Covid-19, la innovación social y cómo adaptar la vida en los entornos urbanos tras una pandemia. Por último, para finalizar, habrá una mesa sobre los fondos existentes para financiar este tipo de proyectos.

La inscripción a las jornadas en las que participará Conacon podrá realizarse de manera gratuita en la página de la empresa Itafec, que será la encargada de la grabación y difusión a través de internet.

El grupo Sando ha certificado como innovación tecnológica, a través de la agencia European Quality Assurance, un nuevo sistema para realizar muros de escollera más sostenibles al optimizar el uso de los recursos locales con materiales distintos a los proyectados inicialmente. El proyecto de investigación, denominado NOVTALUD, es un estudio y desarrollo experimental de alternativas para la contención del terreno en entornos geológicos problemáticos debido a la presencia de materiales arcillosos o de agua.

Esta solución constructiva presenta como novedad el diseño y ejecución de un nuevo tipo de muro de escollera, como los que habitualmente se emplean para afianzar el terreno, en obras de abrigo y protección del oleaje en puertos y costas, estabilizado de las márgenes de ríos, o como en este caso, en la construcción de carreteras, mediante la adición de hormigón al esqueleto mineral.

La investigación desarrollada por Sando durante la ejecución de las obras de emergencia de la autovía A-48 y la N-340 en la provincia de Cádiz, permite la construcción de muros de escollera con materiales distintos a los proyectados inicialmente, pero que con este método cumplen con las necesidades técnicas. La solución emplea minerales clasificados como poco competentes procedentes de canteras locales, cuyas características mecánicas se ven reforzadas en presencia del hormigón.

En este caso el hormigón afianza los puntos débiles que se producen en los contactos a través de los cuales se transmiten las tensiones de la escollera, optimizando la estabilización de muros verticales o taludes.

El resultado comporta la construcción de muros de escollera más sostenibles y con menor impacto ambiental al reducir la contaminación asociada al transporte de materiales competentes ubicados a mayores distancias, lo que resulta especialmente beneficioso en zonas de difícil acceso o sin canteras adecuadas en sus proximidades. La solución de Sando presenta como valor añadido la reducción de costes al poder usar otros materiales distintos a los proyectados en un principio, con lo que se convierte en una alternativa más competitiva de cara al sector público y privado.

Para lograr esta innovación Sando ha diseñado un procedimiento que integra desde el estudio técnico preliminar de los condicionantes del problema hasta el diseño y desarrollo de la solución técnica, incluyendo el seguimiento, control de la ejecución y comportamiento de la misma en un entorno real, como en el caso de las obras de emergencia de la autovía A-48 y la N-340 en la provincia de Cádiz.

Sando podrá aplicar los resultados del estudio NOVTALUD en los procesos de la estabilización de taludes en infraestructuras civiles y de edificación, en línea con su compromiso con los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la economía circular.

La Fundación Rafael Pérez Estrada ha inaugurado en el MUPAM Interpretarte. Rafael Pérez Estrada, una muestra que presenta los trabajos realizados por personas con necesidades especiales inspirándose en los dibujos y los poemas del escritor, dibujante y abogado malagueño. Las obras, expuestas hasta el día 25 de octubre, son fruto de un ciclo de talleres de arteterapia realizado gracias al apoyo de la Fundación Sando según el convenio firmado en 2019.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada; la directora general de la Fundación Sando, Esther Sánchez Manzano; y la gerente de la Fundación Rafael Pérez Estrada, Ana Cabello; han presentado en el Salón de Actos del MUPAM dicha muestra, diseñada y ejecutada por Art & Museum.

Enmarcados en el programa ‘El Demiurgo. Laboratorio creativo’, entre octubre y diciembre del año pasado esta empresa malagueña de gestión museística y cultural impartió seis talleres a personas con movilidad reducida o necesidades educativas especiales de tres centros distintos: la Asociación La Traíña de El Palo, la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del Materno Infantil (USMIJ) y el Instituto Psicopedagógico Dulce Nombre de María. Estas sesiones tenían como objetivos apostar por la educación artística y el fomento de la creatividad como terapia para mejorar la salud y el bienestar y dar a conocer la figura de Rafael Pérez Estrada con el fin de fomentar su imaginación y creatividad tomando como modelo el ingenio del artista malagueño.

Así, en Interpretarte. Rafael Pérez Estrada puede apreciarse una selección de las obras realizadas por 74 participantes elaboradas con técnicas mixtas como el dibujo o el collage, además de tres grandes murales (de 200 x 150 centímetros) realizados conjuntamente y basados en tres obras de Pérez Estrada: ‘La mujer del espantapájaros sueña lunas’ (1994), ‘El barquito de mayo’ (1984) y ‘Sin título’ (1987).

En el desarrollo de las sesiones realizadas en Interpretarte. Rafael Pérez Estrada se han mostrado las diferentes técnicas artísticas con las que trabajaba Rafael Pérez Estrada y se han tomado algunos de los temas recurrentes en la obra del autor malagueño. También se han aproximado a su faceta poética con el juego ‘Una palabra, un verso’ a través del cual cada participante elegía tres palabras aleatorias extraídas del ‘corpus’ literario ‘perezestradiano’, teniendo que componer con ellas un verso y, a la vez, ilustrarlo; o, al contrario, crear un dibujo con ellas y después componer un verso.

“El resultado de esta experiencia ha sido enriquecedor; los participantes han dado rienda suelta a su imaginación y han hecho suyos los infinitos mundos de Rafael Pérez Estrada”, explica la concejala de Cultura. El fruto puede verse en esta muestra, “donde se exhibe el color, la luz y la imaginación que, durante varias sesiones, se apropiaron de los alumnos que han participado en este proyecto”, ha concluido Noelia Losada.

La sociedad avanza y con ella sus sistemas productivos, partiendo del concepto básico de los medios de producción hacia la profesionalización de empresas e instituciones. En ese proceso las empresas han asumido la obligación ética y moral de impulsar una estrategia de responsabilidad social corporativa y sumarse, dentro de sus posibilidades, a contribuir con los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

En mitad de esta evolución introspectiva de las empresas hacia su catarsis social se ha producido un nuevo cisma que propicia el planteamiento de otros puntos de vista fuera de la agenda mediática habitual.

Durante este extraño ejercicio en el que el planeta sufre la primera pandemia del siglo se pone de manifiesto el concepto de responsabilidad social gubernamental. Más allá del contrato social con el Gobierno, el ciudadano se plantea el papel que desempeña en el estado del bienestar y de qué manera se cumplen con las expectativas y las exigencias que le son asignadas.

En este contexto, además de legislar y ejecutar políticas públicas, se pide que la responsabilidad social gubernamental implique una estrategia clara para proteger al ciudadano en el ámbito sanitario y el económico. Para lograrlo resulta imprescindible que las empresas se recuperen, que generen empleo, riqueza y que dentro de su actividad puedan llevar a cabo también ellos sus políticas de responsabilidad social.

Esta responsabilidad social gubernamental alcanza la inversión pública que, siguiendo la doctrina keynesiana, ha de realizarse de manera eficiente y sostenible para estimular la demanda agregada y así aumentar la producción, la inversión y, en definitiva, el empleo.

La propuesta CheckToBuild ha logrado superar el Reto tecnológico que Fundación Sando ha planteado este año en la XXIV Edición del Concurso Spin-Off de la Universidad de Málaga.

La Fundación Sando, en su apuesta por el apoyo a la innovación y emprendimiento, ha convocado este año un Reto dirigido a introducir tecnologías o sistemas basados en la industria 4.0 para los procesos de construcción en obra civil y en la conservación y mantenimiento de infraestructuras (ferroviarias, carreteras, aeropuertos, puertos, hidráulicas, etc.).

Tal y como se indicaba en las bases, se premiaría aquella solución que planteara el mejor modelo de negocio que resuelva la implantación de las tecnologías 4.0, como pueden ser: modelos 3D, realidad aumentada, robótica, IoT, cloud computing, big data, BIM, impresión en 3D, etc.

CheckToBuild, ideada como empresa emergente, ha concursado con una su propuesta para llevar a cabo un servicio automático de inspección en proyectos de construcción e infraestructuras y que se alinea completamente con el Reto de Fundación Sando.

La dotación económica del premio alcanza los 3.000 euros más los recursos sobre incubación, asesoramiento, formación y mentorización que proporciona la Universidad de Málaga.

En cuanto a los galardones que ofrece directamente la propia Universidad de Málaga, el proyecto MUSA, consistente en la creación de un Museo Accesible y propuesto por una estudiante de Máster en Traducción Profesional, ha conseguido el primer premio del Concurso Spin-Off 2020. Esta iniciativa pretende que la cultura esté al alcance de todos gracias a la realización de planes de accesibilidad cultural, fundamentalmente destinados a personas sordo-ciegas.

El objetivo del Concurso Spin-Off consiste en impulsar la actividad emprendedora de los universitarios promoviendo la concepción y consolidación de ideas con potencial de convertirse en empresas basadas en el conocimiento o de tener capacidad de resolver desafíos tecnológicos como en el caso Fundación Sando.

En la anterior edición el premio al Reto tecnológico de Fundación Sando fue para la elaboración de un sistema inteligente de monitorización de parámetros técnicos en distintas estructuras que pudieran indicar con precisión su comportamiento en todo momento con el fin de identificar patologías.

La crisis sanitaria generada por el coronavirus y la enfermedad del Covid-19 ha afectado de manera directa a los colectivos más vulnerables. Por este motivo Fundación Sando ha incrementado su esfuerzo y su labor solidaria entregando un total de 15.000 kilos de alimentos a las entidades con las que suele colaborar, como el Banco de Alimentos, Cruz Roja, Cáritas, Fundación Cudeca o el proyecto HambreCero, entre otras.

A través de los Bancos de Alimentos, Fundación Sando se ha sumado a la gran campaña de recogida virtual para atender a centenares de familias desfavorecidas y ha aportado productos de primera necesidad para los Bancos de Alimentos de Sevilla, Málaga y Vélez Málaga.

En el mismo sentido, Fundación Sando ha participado en el programa Responde de Cruz Roja, destinado a entregar alimentos en los domicilios de personas en situación de vulnerabilidad, a unas 250 diariamente. La Fundación ha formado parte de este proyecto colaborando en las provincias de Málaga y Sevilla.

En la Comunidad de Madrid, junto con Square Ventures, Fundación Sando ha apoyado el proyecto #Hambrecero, cuyo objetivo consiste en repartir más de un millón de raciones de alimentos a las familias afectadas por el Covid-19. La Fundación se ha encargado de la logística para la distribución de 24.000 kilos de patatas.

Ámbito sanitario

En el ámbito sanitario, Fundación Sando se ha sumado al llamamiento de Cudeca, la fundación sin ánimo de lucro que ofrece atención a personas con cáncer y otras enfermedades en estado avanzado, cuya gestión se ha visto perjudicada por la pandemia y ha solicitado ayuda para poder seguir atendiendo a 1.500 pacientes al año.

La labor solidaria durante esta crisis también se ha realizado utilizando los recursos del grupo Sando. Durante los meses de marzo y abril, cuando el brote ha sido más letal, Sando ha organizado dos equipos para la desinfección de residencias de ancianos, centros de personas con discapacidad y conventos en la provincia de Málaga.

Los equipos de desinfección se han constituido con voluntarios de la compañía que, equipados con mochilas pulverizadoras eléctricas, han actuado de manera rápida y eficaz desinfectando según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

Cáritas

Por último, a través de la UTE del servicio de Conservación Viaria de Marbella, Sando ha organizado junto con el Ayuntamiento de Marbella una campaña de recogida de alimentos en la que se han logrado recoger más de 3.000 kilos de alimentos para Cáritas en tan sólo diez días.

Fundación Sando es una organización sin ánimo de lucro dedicada a la promoción y desarrollo de iniciativas propias, o junto con otras entidades, centradas en el ámbito cultural, social, deportivo, laboral, la seguridad y salud, la investigación, el medio ambiente, el patrimonio histórico-artístico o la integración laboral y sociocultural de personas vulnerables.

El servicio de Conservación Viaria de Marbella, gestionado en UTE por las empresas Conacon y Eiffage, junto con el Ayuntamiento de Marbella han logrado recoger más de 3.000 kilos de alimentos para Cáritas en tan sólo diez días tras una campaña en la que se ha volcado el municipio marbellí.

El acto de entrega de los más de 3.000 kilos de alimentos ha tenido lugar este mediodía en la iglesia Nuestra Señora de la Encarnación, directamente al párroco José López Solórzano. El evento ha contado con la presencia de la delegada de Derechos Sociales, Igualdad y Diversidad del Ayuntamiento de Marbella, Isabel Cintado; el delegado de Limpieza Pública, Obras e Infraestructuras, Parques y Jardines, Diego López; la responsable de Política Social Teniente de Alcaldía De San Pedro, Begoña Rueda; el director general de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, Jorge Gámiz, y el gerente de la UTE, Adolfo Genovés.

Durante los diez días en los que ha tenido lugar la campaña de recogida, la UTE formada por las empresas Conacon y Eiffage, ha facilitado la recogida de alimentos poniendo al servicio de la misma las instalaciones del servicio y al propio personal de conservación para agilizar la entrega por parte de las personas donantes.

El objetivo de la campaña de recogida de alimentos ha consistido en aglutinar el máximo de esfuerzos para poder atender al mayor número de personas vulnerables tras la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19. Para ello la campaña cuenta con los medios y la experiencia de Cáritas, que está desarrollando una labor ejemplar durante la pandemia.

La mayoría de los 3.000 kilos de alimentos recogidos se distribuyen en aceites de oliva, girasol, cereales, dulces, arroces, pastas, conservas, leche y lácteos, embutidos loncheados, frutas y verduras, legumbres y productos infantiles.

El servicio de Conservación Viaria de Marbella se ocupa del mantenimiento del patrimonio de pavimentos y firmes urbanos, la eliminación de las barreras urbanísticas y de la mejora de la calidad de los viales de la ciudad para optimizar la seguridad de manera eficiente. Los trabajos alcanzan la conservación y mantenimiento de pavimentos y firmes del viario urbano, paseo marítimo, plazas, parques y espacios libres públicos, así como la ejecución de obras y actuaciones de carácter urgente.

Sando, acorde al proyecto constructivo de Adif Alta Velocidad y junto con Asesores Geotécnicos Externos de reconocida experiencia, ha implantado durante las obras de construcción de las tres nuevas salidas de emergencia del túnel de Alta Velocidad Sants-La Sagrera, en el casco urbano de Barcelona, un sistema innovador de seguimiento de la auscultación. El empleo de este sistema de auscultación permite minimizar las afecciones al citado túnel y a las estructuras y viviendas colindantes, ya que proporciona lecturas en tiempo real.

La agencia European Quality Assurance ha certificado como innovación tecnológica la solución constructiva de Sando, que se ha diseñado para esta infraestructura de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa para Adif AV.

El proyecto, denominado SALIEMELAV, se ha planteado con el objetivo de crear una solución, acorde al proyecto constructivo, que garantice la ejecución de túneles verticales en terrenos con características geológicas complejas, especialmente indicado para entornos urbanos.

En las obras de las salidas de emergencia de Sants-La Sagrera, la presencia de gravas y arenas en las zonas de la excavación obligaba a buscar una alternativa que asegurara su ejecución sin riesgo. Mediante el proyecto SALIEMELAV se ha definido, diseñado e ideado un plan para el seguimiento de la auscultación del terreno, proporcionando lecturas en tiempo real.

Una de las claves en la estabilización del terreno en la ejecución de este proyecto ha residido en el uso de la técnica de jet grounting o mejora del terreno mediante su sustitución por una inyección de cemento. Este tratamiento consiste en ir disgregando un volumen de terreno y mezclarlo con una lechada de cemento, reconstituyéndolo con mejores características mecánicas.

Sando ha ejecutado, entre otras actuaciones, una doble corona de columnas secantes de jet grouting, con objeto de mejorar la excavación de los túneles verticales, que ha servido como una barrera continua, estable y segura, previamente a la perforación mediante tuneladora vertical.

También ha ejecutado un muro de pilotes secantes de mortero de profundidad en corona perimetral hasta la totalidad de la futura excavación del pozo con objeto de mejorar la “excavabilidad” de los túneles verticales.

Este tratamiento previo del terreno y su seguimiento de la auscultación, entre otras actuaciones, ha favorecido dotar de una mayor estabilidad del terreno y de los edificios cercanos, permitiendo dotar de una pronta respuesta. Este método constructivo cuenta con un sistema de auscultación en tiempo real que emite avisos en caso de apreciación de movimientos en cualquiera de las actuaciones.

La solución constructiva llevada a cabo por Sando resulta acorde con su proyecto constructivo para la ejecución de los túneles verticales, cuya profundidad oscila entre los 40 y 49 metros en pleno casco urbano de Barcelona.

El departamento de I+D+i de Sando, además de desarrollar proyectos de investigación, lleva a cabo estudios concretos in situ que permiten resolver problemas de ingeniería en las infraestructuras que ejecuta, como en esta ocasión en las obras de construcción de las tres nuevas salidas de emergencia del túnel Sants-La Sagrera en Barcelona.

La labor de Sando en el ámbito de la investigación le ha permitido patentar innovaciones en prevención de riesgos laborales, ser pionero en el uso de drones en construcción o batir marcas internacionales, como el récord mundial de avance con tuneladora, logrado en diferentes ocasiones.