Entradas

El deporte femenino español ha adquirido una notoriedad internacional en los últimos años. Las selecciones nacionales de baloncesto, waterpolo, hockey o balonmano lograron en 2019 alcanzar el podio. El esfuerzo de las atletas y los apoyos de entidades públicas y privadas están comenzado a dar los resultados esperados.

Sando y Fundación Sando se han sumado un año más al compromiso de la sociedad para impulsar el deporte femenino. Esta temporada han vuelto a apostar por el equipo femenino del Mairena Voley Club, que milita actualmente en la Superliga de Voleibol. La imagen de Fundación Sando acompaña de nuevo a las jugadoras en las camisetas de entrenamiento y calentamiento, así como en los polos oficiales.

El club deportivo Mairena Voley Club de Mairena del Aljarafe de Sevilla representa el espíritu de un colectivo que cree en los valores que el deporte aporta para la sociedad, especialmente para la formación de los más jóvenes. En la última década el club ha ganado dos títulos de campeón de Primera División Andaluza (2017/2018 y 2015/2016), conseguido el ascenso a la división de plata del voleibol español, la Superliga Femenina II (2015/2016), la clasificación para disputar la Copa Andalucía 2017 (2016/2017) y el título de Campeón de Andalucía en categoría cadete femenina (2014/2015).

Para Fundación Sando el deporte constituye un marco único para la promoción y desarrollo personal de escolares y deportistas, sobre todo en edades tempranas. En este sentido, el apoyo expreso a la cultura del deporte femenino constituye un paso más en la búsqueda de la igualdad.

El grupo de empresas Sando ha finalizado la formación de tres técnicos de prevención como nuevos pilotos de vehículos aéreos no tripulados (drones) dentro de la implantación de los resultados del proyecto de investigación CONPREVAM, centrado en la prevención de riesgos laborales.

El estudio CONPREVAM se basa en el diseño de una herramienta de captura de información de parámetros ambientales para estudiar la concentración de partículas en suspensión y gases potencialmente peligrosos en entornos laborales.

Los tres nuevos pilotos pertenecen al Servicio de Prevención Mancomunado del grupo de empresas Sando y se distribuyen geográficamente en las comunidades de Andalucía, Extremadura y Madrid para alcanzar la mayor parte del país.

Este nuevo proyecto abarca la medición, el tratamiento, la gestión de la información y el almacenamiento de datos de utilidad sobre gases peligrosos, así como otros agentes como el nivel de iluminación o incluso temperaturas y grado de humedad. La investigación compara los datos ofrecidos por sensores estáticos instalados en la propia obra con la información que aportan los sensores embarcados en los drones. Mediante esta tecnología se podrá ofrecer valores ambientales sobre posibles contaminantes en tiempo real.

Este proyecto de I+D+i continúa el estudio de viabilidad SSL-RPAS iniciado por Sando en 2017 y podrá aplicarse en infraestructuras de obra civil y edificación, estaciones depuradoras y plantas de producción de áridos y asfalto, entre otros.

La clara apuesta por la prevención de riesgos laborales en Sando, le permitió en 2019 convertirse en una de las primeras constructoras del país en certificar su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud según la norma ISO 45001:2018, el primer estándar internacional ISO en prevención. Además, ha sido la primera constructora en hacerlo en Andalucía a través de Aenor.

El grupo de empresas Sando ha puesto a disposición de la Diputación Provincial de Málaga dos equipos para la desinfección de residencias de ancianos infectadas por la pandemia del COVID-19. La compañía ha realizado durante el mes de abril la desinfectación de residencias, centros de personas con discapacidad y conventos en Torre del Mar, Vélez-Málaga, Torremolinos y Coín.

Sando ha organizado dos equipos de desinfección formado por voluntarios de la compañía para combatir los estragos que está causando el coronavirus COVID-19 en la provincia de Málaga, principalmente en la población de mayor edad. Como empresa especializada en servicios de limpieza, ha adquirido mochilas pulverizadoras eléctricas que permiten una desinfección rápida y eficaz con las dosis que recomienda el Ministerio de Sanidad.

Junto con las mochilas pulverizadoras eléctricas, los profesionales van equipados con monos de buzo de cuerpo completo y capucha, botas técnicas de seguridad, dos capas de guantes y máscaras completas con filtros de aire.

En cada una de las residencias los profesionales de Sando han seguido el protocolo indicado por el Ministerio de Sanidad. En primer lugar, mediante la supervisión de todas las zonas a tratar junto con los responsables de los centros afectados en las que se han producido los contagios. A continuación, los trabajos de desinfección han continuado con la pulverización de la dilución desinfectante en la mayor parte de las superficies, haciendo especial hincapié en las más susceptibles de contacto continuo, como pomos, barandillas, pulsadores, botoneras, etc.

En cada uno de los edificios en los que han desinfectado se han esparcido unos 105 litros de una dilución formada por agua e hipoclorito sódico. Esta pulverización se ha complementado con una segunda limpieza manual de las superficies más sensibles con el mismo compuesto químico.

Además de la labor solidaria que Sando está llevando a cabo en la provincia de Málaga, la compañía está realizando la limpieza de las estaciones, oficinas, instalaciones, talleres y ferrocarriles (trenes Avant, larga y media distancia, Cercanías, locomotoras) de Renfe y Adif en la zona centro y sur del país. En estos servicios se han implantado los nuevos protocolos, incrementando el nivel de limpieza e introduciendo los trabajos de desinfección.

La séptima edición del Concurso de Ideas Innovadoras que cada año año organiza Sando dentro su grupo de empresas se ha fallado con dos proyectos ganadores. El primero de ellos, en la categoría de I+D+i, propone la creación de un método para analizar los movimientos del terreno, con precisión subcentimétrica, mediante el uso de información satelital.

Este proyecto le permitiría a Sando el control y seguimiento de infraestructuras, como movimientos de grandes taludes, laderas, presas o plataformas de obra civil, aportando información fiable, segura y económica. Esta propuesta, desarrollada por el ingeniero del departamento de Topografía, Javier Ramos, ya se ha comenzado a estudiar para valorar su viabilidad a corto plazo.

La idea ganadora en la categoría de Transformación Interna de Sando en esta edición se centra en la implementación de una herramienta para gestionar la reserva de viajes corporativos. El objetivo de esta modalidad consiste en proponer mejoras que optimicen la gestión interna de Sando hacia la eficiencia y sostenibilidad.

La herramienta, diseñada por la responsable de los viajes corporativos de Sando, Cecilia Muñoz, pretende definir un sistema de búsqueda, gestión y validación autónoma de los servicios de movilidad, acorde con las necesidades reales de los profesionales de Sando y aplicando las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El Concurso de Ideas Innovadoras de Sando se organiza cada año en línea con la política interna de cultura innovadora, la estrategia de responsabilidad social corporativa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Gracias a esta iniciativa se logra implicar y motivar al conjunto de profesionales de la compañía en I+D+i y continuar la misión de la empresa hacia la excelencia.

En esta edición han quedado finalistas otras cuatro ideas que reunían los requisitos expuestos en las bases y que la empresa estudiará para evaluar su posible desarrollo mediante proyectos de investigación o innovación. En este sentido, se han presentado propuestas para monitorizar el estado de las conservaciones de infraestructuras mediante una App, perfeccionar el seguimiento de obras y servicios, gestionar la ingente información gráfica de la compañía o automatizar y digitalizar diferentes procesos internos.

La empresa especializada en servicios medioambientales del grupo de empresas Sando, Althenia, ha certificado a través de Aenor su sistema de gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo conforme con la norma ISO 45001:2018.

Althenia, cuyo Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo estaba certificado de acuerdo con lo establecido en la especificación internacional OHSAS 18001:2007, da un paso más y supera la acreditación más exigente en el ámbito internacional.

La ISO 45001:2018 certifica que las organizaciones que la superan proporcionan lugares de trabajo seguros y saludables, en los cuales se previenen lesiones y daños a la salud vinculados con el trabajo a través de la mejora continua.

La certificación conforme a la norma ISO 45001:2018 alcanza el conjunto de los servicios que presta la empresa Althenia, como la conservación y mantenimiento de montes, jardines y viario urbano, la realización de trabajos forestales o la limpieza viaria, edificios o playas y la recogida y transporte de residuos urbanos, entre otros.

En 2019, Sando se convirtió en una de las primeras constructoras del país en certificar su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud según la norma ISO 45001:2018 y la primera en hacerlo en Andalucía a través de Aenor. Asimismo, en 2009 Sando ya fue de las primeras grandes compañías del sector que se acreditó según el anterior estándar, la OHSAS 18001, a través de la certificadora británica BSI, que era la que mantenía la titularidad mundial de dicho estándar.

La prevención de riesgos laborales constituye una de las señas de identidad del grupo de empresas Sando y de su Fundación Sando desde su constitución, de hecho, en 2019 Fundación Sando celebró el VI Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción.

La empresa especializada en actuaciones medioambientales de Sando, Althenia, ha puesto en marcha un proyecto de concienciación infantil en colegios junto con el Ayuntamiento de Vélez Málaga. El programa, ‘Un niño, un árbol‘, pretende educar a las generaciones futuras a través del respeto a la naturaleza para combatir el cambio climático.

En línea con la estrategia de responsabilidad social corporativa de Sando y los Objetivos del Desarrollo Sostenible, Althenia ha planificado una primera fase centrada en charlas educativas y talleres de plantación en zonas verdes del municipio de Vélez Málaga. Althenia es la empresa adjudicataria del servicio de conservación y mantenimiento de parques y jardines.

Las actividades previstas comienzan con una explicación divulgativa por parte de monitores expertos en educación ambiental que trasladan a los escolares la cultura del respeto a la naturaleza y la trascendencia de la vegetación ante el cambio climático.

A través del material didáctico preparado para estas sesiones, les explican cómo los árboles limpian el aire de partículas contaminantes, suavizan las temperaturas, atrapan el CO2, depuran las aguas superficiales, fijan el suelo y sus nutrientes o suavizan las temperaturas.

Una vez fijados los conceptos, los monitores acompañan a los escolares a una zona previamente acondicionada por Althenia donde inician el taller de plantación. En esta primera fase los niños han plantado más de 225 árboles autóctonos, concretamente ejemplares de algarrobos, encinas, álamos y arbustos mediterráneos.

Tal y como ha indicado el Ayuntamiento de Vélez Málaga el objetivo de este proyecto busca completar todos los colegios del municipio con la plantación de árboles. En las primeras jornadas, Althenia ha llevado a cabo la formación en los centros de Custodia Puga de Torre del Mar, Juan Paniagua de Almayate, y el colegio Andalucía de Vélez-Málaga, para lo que ha contado con la asistencia técnica de la empresa Green Globe.

La empresa Sando participa en un proyecto de economía circular para convertir naranjas amargas procedentes del viario público en biogás a partir de un proceso de codigestión. Esta iniciativa se está testando en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Copero de la empresa municipal Emasesa, en Sevilla.

Tal y como ha avanzado Emasesa, el objetivo consiste en convertir las depuradoras en biofactorías capaces de producir recursos a partir de residuos. En este proyecto piloto las naranjas pasan por un proceso de valorización por el que por un lado se les extrae el zumo para la generación de energía eléctrica a través de biogás y, por otro, las cáscaras y la parte no aprovechable se composta para su transformación en abono.

El área de Conservación y Mantenimiento de Infraestructuras de Sando, como gestora de la EDAR de Copero en UTE, ha formado parte de este proyecto que aspira a transformar las 1.700 toneladas de naranjas que recoge el viario de Sevilla durante un año en la energía equivalente para abastecer a más de 7.300 hogares.

Autosuficiencia

Desde Emasesa han indicado que buscan lograr la autosuficiencia energética de la estación depuradora de Copero mediante procesos de codigestión. De esta manera se emplean residuos que anteriormente se desechaban, se genera energía renovable y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con las políticas de economía circular.

Esta iniciativa avala la estrategia de Sando, que se convirtió en 2019 en la primera empresa andaluza en obtener el certificado ISO 50001 de Aenor por implantar un Sistema de Gestión de la Energía en la EDAR Copero. Sólo el año pasado con este sistema la EDAR Copero generó 11.595,44 MWh, lo que equivale al consumo anual de 3.325 hogares, como ha comunicado Emasesa.

Los procesos de depuración constituyen la mayor parte del consumo de energía en el ciclo urbano del agua, por lo que el certificado ISO 50001 reconoce la apuesta de Sando por un uso eficiente, sostenible y de mejora continua en su gestión. Gracias a esta certificación y a proyectos como el de codigestión con el empleo de las naranjas se produce un ahorro real y cuantificable del coste energético.

La Fundación Sando se ha comprometido a colaborar con el Hogar Nuestra Señora de los Ángeles, conocido como Asilo de los Ángeles, ante los graves problemas económicos que sufre esta entidad asistencial.

Tras 160 años de historia al servicio de las personas necesitadas de la ciudad de Málaga, el Asilo de los Ángeles podría verse abocado al cierre por la ejecución de una deuda con una entidad bancaria.

Después de conocerse la noticia sobre la situación económica del centro en los medios de comunicación, se ha iniciado una campaña solidaria en la que instituciones públicas y privadas como Fundación Sando han decidido colaborar para evitar el cierre de la institución.

En la actualidad el Asilo de los Ángeles presta asistencia a 48 ancianos con una gran dependencia que se verían obligados a ser enviados a otros centros. Asimismo, en el Asilo de los Ángeles trabajan 36 profesionales que perderían su empleo si se cumple el embargo.

Junto a la deuda económica, el edificio, construido por los Franciscanos en el siglo XVI, se encuentra aquejado de problemas arquitectónicos que afectan a sus instalaciones, residentes y que ponen en peligro su patrimonio histórico.

 

La Campaña de Recogida para el Banco de alimentos que cada año se realiza internamente en Sando ha alcanzado un nuevo récord al obtener 382 kilos, lo que supone un incremento del 21% respecto a la cantidad recopilada en 2018.

Los profesionales de Sando han cumplido el eslogan que proponía la Federación de Bancos de Alimentos y han sido “Solidarios con todas las letras”. La aportación desde las oficinas de Sando ha vuelto a crecer gracias a la solidaridad y generosidad de sus empleados a través de las delegaciones de Málaga, Madrid y Sevilla.

Al igual que en anteriores ocasiones, Fundación Sando llevará a cabo una donación económica para el Banco de Alimentos que se corresponderá con el mismo número de kilos recolectados.

Desde Fundación Sando queremos agradecer el apoyo y la solidaridad de todas las personas que han contribuido altruistamente a la campaña y a los que les trasladamos el agradecimiento del Banco de Alimentos.

Sin discriminación, la vida es mejor. Este es el eslogan escogido este año para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y lanzar desde Fundación Adecco, con el apoyo de Fundación Sando, la campaña #ElFiltrodelEmpleo.

A través de diferentes vídeos protagonizados por personas con discapacidad, como la actriz Ana Mencía o la deportista Desirée Vila, se resaltan valores como la igualdad o el respeto para enfatizar que todos los trabajadores tienen los mismos derechos fundamentales.

En Fundación Sando trabajamos cada año para que colectivos con dificultades de inserción laboral puedan encontrar un empleo. Esta iniciativa, al igual que las apoyadas en años anteriores por Fundación Sando, pretende aplicar el #ElFiltrodelEmpleo y poner en valor la profesionalidad y el talento de las personas con discapacidad.

Tal y como se recoge en la campaña, resulta fundamental seguir apostando por la igualdad para conseguir mejores condiciones laborales. Actualmente, en España hay 3,85 millones de personas con discapacidad, de las cuales 1.860.600 están en edad laboral, aunque tan sólo 651.700 pertenecen a la población activa.